Notas Editoriales.

Originalmente este blog comenzó con el fin de compartir música que al principio era imposible de encontrar en otros blogs o espacios y que de algún modo constituían puentes entre los diferentes géneros musicales. Con el tiempo ha ido tomando la forma de una especia de bazar de rarezas, novedades, noticias y desvaríos personales. Me alegró ver que después de tres años han aparecido más bloggers que están haciendo algo parecido.

Este no es sólo un blog sólo de música progresiva, o de un determinado genero, sino más bien lo llamaría un espacio de música de Vanguardia y de experimentación, donde bandas como Yes, Genesis o ELP han tenido un lugar privilegiado. No pretendo presentar la extensa discografía de estas bandas o contemporáneas o del prog o por el hecho de ser de los setenta u ochenta. Creo que hay bastante de eso y convertir este blog en algo parecido no tendría ningún sentido.

Tampoco busco aumentar la popularidad de este espacio ni de visitas, creo que en estos tres años este blog ha sabido ganarse un lugar especial entre un selecto numero de amantes de la música que van más allá incluso del ya acotado fans del progresivo. El segmento al cual hemos llegado de algún modo a cautivar es una selecta minoría que va más allá de las categorías con que las tiendas suelen catalogar su música.
SI habría que describir este espacio, le llamaría, un depositario de rarezas y material de colección que van más allá de los generos y generalmente son muy difíciles de encontrar en las tiendas. Un espacio para satisfacer la curiosidad obsesiva y para quedar con gusto a poco. Creo que esa es la idea de fondo, el poder despertar la capacidad de asombro y alentar al gran coleccionista que hay en muchos de ustedes. Ya no coleccionistas de música como objeto, sino como experiencia auditiva y de la imaginación. Compartir esta en la esencia del concepto de la música, pues una vez que sus sonido escapa de su fuente ya no le pertenece a nadie, sino que se vuelve una experiencia de comunión. Cómo quedo bellamente gráficado en aquella memorable película “Sueños de fuga” mientras la música salía por los alto parlantes de aquella horrible cárcel, la música no se agota jamás en el espacio físico o virtual que la pueda contener, puesto que la música no es una cosa, que puedas prohibir o restringir para tus fines, sino una vez oída queda un lugar muy intimo y personal de nuestros recuerdos.
El mañana nos sigue cautivando con las expectativas infinitas de la posibilidad. De conciertos nunca antes oídos, de combinaciones de músicos ni siquiera imaginadas, o simplemente aquel momento del pasado que jamás pudimos reencontrar. También nos queda aquella música que ni siquiera podemos prever, aquella que al oírla nos abrirá las posibilidades de una experiencia completamente diferente hasta lo que hasta ahora habíamos oído, pero que de algún modo siempre habíamos vislumbrado encontrar, que nos dará una nueva perspectiva y así iluminar nuestro ahora. La maravilla y regocijo del tiempo futuro, y es que no sabes lo que te deparará la vida a la vuelta de la esquina. 
Gracias por sus comentarios, sé que no es fácil poner en palabras muchas veces lo que  la música puede significar en nuestras vidas. No olviden de respaldar su música, y siempre compartirla, ya que como dicta el Karma: todo lo que damos de algún modo se nos retribuye, y más temprano que tarde.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s