Yes – Live at MGM Grand Theater at Foxwoods, Mashantucket, CT July 8, 2011

Tenemos aquí un registro para la presente encarnación de Yes con el regreso del tecladista más controversial de la carrera de la banda: Geoffrey Downes. Dado las numerosas revisiones negativas con relación a su desempeño cabrian algunas consideraciones previas para entender mejor el problema. Uno de ellos podríamos atribuirlo al hecho de que Downes no es un tecladista de sesión ni de gira, él más bien es un compositor/productor, y en segundo término un tecladista que juega mucho con la improvisación y los sonidos de corte atmosféricos y envolventes. Eso no sería ningún problema en otra banda, pero el problema es que se le esta exigiendo lo mismo que aun tecladista de gira de Yes, vale decir tocar a la perfección las partes que corresponden a los arreglos que han usado desde la gira de Open Your Eyes (1997). Naturalmente que Downes va a quedar sobre pasado tratando de llevar semejante ritmo de tal modo que parece al verlo que los teclados se le están viniendo encima en avalancha. Y en ese sentido Oliver lo hacia mucho mejor, puesto que su especialidad es interpretar con virtuosismo y talento la música que se le pida del mismo modo que Khoroshev o cualquier otro tecladista en gira.

He visto muchos tecladistas virtuosos pero al momento de componer música, son incapaces de proponer algo creativo y original. Me imagino que en la vida no se puede tenerlo todo. En el caso de Downes su fuerte esta más en lo creativo que en lo estricta y mecánicamente profesional. Claro que el problema radica que Squire al parecer no se siente muy cómodo en darle el mismo status a todos dentro de la banda y ha creado esta extraña categoría de “músico en gira”, que en la practica se trata de llenar los zapatos de Wakeman sobre el escenario, cobrar su paga, y sin ingerencia en los asuntos creativos, ni de gestión ni opinión respecto a lo que se hace sobre el escenario. Es allí donde Downes se nos sale del esquema, puesto que no sólo colaboro activamente en la música de Fly From Here sino además fue un elemento activo en la elaboración de muchos de sus arreglos.

Quizás el poner a Downes en este dilema es una manera asolapada y cobarde de darle pronto de baja, lo cual sería otro des-acierto más en la trayectoria de la banda. Puesto que sólo bastaría con cambiar los arreglos y el setlist para ajustar la música a ésta nueva versión de Yes. Claro que no sería a lo que estábamos acostumbrados y que a muchos les resultaría escandalosamente diferente, sin embargo, en el plano estrictamente musical sería un espectáculo decente, creativo y novedoso que bien valdría pagar por ir a presenciar.

Setlist:
1. Tempus Fugit (6:53)
2. Yours Is No Disgrace (13:58)
3. I’ve Seen All Good People (7:45)
4. Fly From Here Part I – We Can Fly (7:14)
5. And You And I (11:57)
6. Owner Of A Lonely Heart (6:41)
7. Roundabout (6:49)
8. Starship Trooper (13:18)
Personnel:
Chris Squire – bass, vocals
Steve Howe – guitar, vocals
Alan White – drums
Geoff Downes – keyboards
Benoit David – vocals, percussion, guitar.
Descarga:
Audio mp3 320@kbps.
Parts: 1, 2. (Mega.)
Alternative: 1, 2. (Dep.)

10 comentarios en “Yes – Live at MGM Grand Theater at Foxwoods, Mashantucket, CT July 8, 2011

  1. Disculpame leo pero no entiendo porque defiendes a Geoff Downes como compositor por lo que hizo en este disco para Yes.Lo nuevo que escuche de el es lo que estaba guardado de los 80'en parte del tema “Fly From Here”.Luego no hay nada nuevo de el.No digo que se lo aparte de la banda, pero si exigirle lo que se debe.

    Me gusta

  2. Downes no es precisamente un virtuoso de los teclados, y eso es evidente al no poder llevar el maratónico ritmo de los complejos arreglos de muchos de los clásicos de Yes, y es por que ese no es su fuerte, por lo que es injusto juzgársele comparándolo con aquello que nunca fue.

    Recuerdo la era de Rabin y como a muchos nos molestaba que Tony Kaye derrapara sobre los clásicos de los setenta, el tipo prácticamente hacia “el mimo” sobre el escenario, y era porque cuando le subíamos el volumen, estaba tocando algo completamente diferente a lo que estábamos familiarizados. Pero al ver ahora a Tony con Billy Sherwood descubrimos que el problema no era Kaye, sino que la música de Rabin jamás se ajustó a su manera particular de ejecutar el Hammond, más propio de un rock más cercano al groovie de finales de los sesenta.

    En el caso de Downes no es un reemplazo ni para Wakeman ni para ninguno de los grandes virtuosos del teclado que han pasado por Yes. Más bien Downes es como Vangelis o Brian Eno, pero del pop. Muchos grandes nombres del rock tampoco son grandes virtuosos, sino más bien músicos que si bien limitados desde el punto de vista de la ejecución, sin embargo resulta que tienen lo que llamaríamos “intuición musical”.

    Aquí en Chile conozco muchos grandes músicos que trataron de hacer carrera progresiva, los tipos eran formidables desde el punto de vista de la ejecución, no había nada que objetárseles, nombres como Subterra o Jaime Rozas, pero al momento de componer y producir un nuevo disco, todo ese talento parecía diluirse en motivos más bien opacos y carentes de originalidad, que no sólo resultaron un fracaso comercial, sino además no lograron ni siquiera entusiasmar a la mayoría de los fans del prog. Como decía Hölderling, el hombre es un dios cuando sueña pero un mendigo cuando crea. Por otro lado, vemos que The Beatles, The Cure, The Clash, y cuantas otras bandas que con tres acordes incendiaron el espíritu de generaciones completas. De allí que música no es sólo virtuosismo, no todo en la vida es técnica sino también espíritu y fuego en el alma.

    Para quienes amamos la música de Yes sabemos que desde 1989 con ABWH ha sido incapaz de proponer música fresca, y se ha contentado con interpretar sus clásicos una y otra vez poniendo énfasis sólo en el perfeccionismo de la ejecución instrumental. Si bien la música de Yes tiene ese sello característico, no pueden seguir atascados en el pasado, y es necesario dar un paso adelante hacia una nueva dirección creativa, aunque quizás eso no este a la altura de Close To The Edge o The Yes Album. Talk fue algo nuevo pero a muchos no nos gustó, vemos que ahí tampoco habían grandes solos de teclado, ni nada por el estilo.

    Me gusta

  3. Recuerdo una entrevista que dio Howe en 1998 acerca de lo difícil que era para un guitarrista el tener que luchar por un espacio frente a los teclados, y como muchas veces las guitarras y los sintetizadores no eran precisamente un buen matrimonio. Howe en esa entrevista apuntaba más bien a la necesidad de un equilibrio, que al igual que una buena película o una buena novela, no todo el tiempo puede ser un continuo clímax, es necesario crear los espacios, darle desarrollo al sonido, y si el protagonismo va a estar en las guitarras, es necesario que los teclados hagan su parte, quizás no como primadona, sino tal vez sólo sea para crear la atmósfera para que las seis cuerdas encuentren su lugar. Si 90125 fue un suceso fue porque pudo encontrar ese equilibrio entre la guitarra las pistas vocales y el resto de la banda. Drama lo fue de un modo menor, también porque pudo encontrar ese punto de armonía y equilibrio.

    Por el contrario Si ponemos atención a la carrera de Downes, no vamos a encontrar grandes solos como Moraz o Wakeman, sin embargo, lo que encontraremos tanto en The Buggles, Asia (ya sea con Wetton o Payne) es un gran sentido de la armonía y la oportunidad dentro del todo, y algo muy importante, un sello propio. Podríamos escuchar a muchos solos de teclado y podríamos distinguir a Downes de todos ellos, por sus sintetizadores y su estilo electrónico al estilo SciFi. No es difícil imaginar lo interesante que seria armonizar su particular enfoque al resto de los músicos de Yes, como en Drama o en los pasajes más musicales de Asia.

    El problema es que en el Tour se le pide a Downes hacerlas de tecladista en gira tocando los mismos temas y con los mismos arreglos. Cosa que me parece poco inteligente. Es como si a Rabin se le hubiese exigido tocar en la gira de 90125 o Big Generator del mismo modo que Howe, por supuesto que no lo hizo, sino más bien hizo sus propios arreglos, que poco y nada tenían que ver con el registro en estudio, para lo cual el resto de la banda tuvo que adecuarse, creando así un variado repertorio de arreglos para los temas de antaño, de manera diferente, con otros énfasis.

    Es sólo eso, que si hablamos de un Yes sin Anderson ni Wakeman, será necesario apostar a algo completamente diferente, y no convertirse en una especie de banda tributo a la alineación clásica como parecieron serlo durante In The Present Tour, la peor gira de la historia de la carrera de Yes.

    Me gusta

  4. Leonardinsky, eres un mago. ¿Cómo has conseguido este concierto una semana después de que se interpretara?

    Bueno, mi opinión: al oir este concierto, ya sabemos lo que nos espera si se nos ocurre ir a uno cuando vengan a España. Si es que vienen, porque igual no lo hacen por falta de público. David es un cantante muy normalito, Downes no se integra en el sonido y lo demás resulta ser lo de siempre. Conmigo que no cuenten.

    Sigo esperando el proyecto Anderson-Rabin-Wakeman-(Bruford?)

    Un abrazo.

    Me gusta

  5. Oye, mucho mejor que el concierto que critiqué en un otro Post, que me di cuenta que ése era el primero de la gira, y Downess había empezado con el pie izquierdo! Aquí está mucho mejor, escuchó que también mejoró los sonidos de los teclados, puede que en el otro alguna interface no le haya funcionado bien y por éso se veía tan incómodo… Igual la gente va a seguir diciendo “Pero no está Wakeman, pero que Wakeman hacía ésto y lo otro y Downes no, y Bla bla bla” habría que recordarle a ésta gente que Wakeman no estaba tocando muy bien, cuando los vi en Paris en el 2003 la cantidad de errores que hacía Wakeman eran impresionante, y cómo decía los músicos no permitimos éso! Y en el DVD Song from Tsongas se pueden ver también, aunque trataron de cubrirlos (Por éso me acuerdo que tardó tanto en salir ése DVD, casi 6 meses después de como lo tenía previsto!) pero en Ritual no los pudieron cubrir… El nada más es un nombre, y tampoco hay que olvidar que, si bien Wakeman ha hecho una excelente obra como solista, sobretodo en los 70's, con excelentes composiciones, si ves los créditos de todos los discos de Yes en el que él participó, él casi no componía nada! Salvo el tan criticado Tormato. Por éso yo soy de la corriente de fans de Yes que dicen que sin Steve Howe ni Jon Anderson Yes no es Yes, son los principales compositores del grupo! Pero ahora puede estar cambiando todo con Downes ya que es un excelente compositor, como Steve Howe, asi que en el futuro puede que los temas sean “Downes-Howe” en vez de “Anderson-Howe”… Tampoco sin el sonido de bajo de Chris Squire Yes no puede existir, solo él puede hacer ése sonido, y sólo Tony Levin pudo acercársele! En Yes tecladistas vienen y van y todos muy buenos, y da los mismo que sea Bruford o White en la batería.. Y hay algunos que extrañan a Rabin y otros, como yo, que lo guardan en el recuerdo como “Esa etapa exótica de Yes en la que lo único que tenía de Yes era el nombre”… Comentaba con amigo ultra fan de Pink Floyd que con ése grupo pasa lo mismo: Los seguidores y detractores de Roger Waters, los que piensan que Pink Floyd se murió con la locura de Syd Barrett, los que piensan que Pink Floyd es sólo The Wall y los que piensan que Pink Floyd es todo menos The Wall… Con Yes pasa lo mismo salvo que, si Pink Floyd saca un disco en el que esta sólo David Gilmour o Roger Waters y el resto son músicos desconocidos todo el mundo lo compra sin ver quienes tocan en ése disco, en cambio a Yes primero ven quienes están y si no está ni Anderson, ni Wakeman, no lo compran, pero si está Anderson pero no Wakeman tampoco lo compran, pero si está Wakeman con otros 4 desconocidos, si lo compran! Wakeman debería vender zapatos , los vendería muy bien!

    Me gusta

  6. Ah, y quitaron a “Heart of the Sunrise” del setlist, se dieron cuenta que ése tema no era para Downes! Por cierto, no solamente ése es el tema que hizo que Wakeman se quedara definitivamente en la banda sino que es uno de los que utilizaron como “Examen de admisión” para Igor Khoroshev! Pero no no es el único caso en el que un tema no funciona para un músico, ya ha pasado tanto en Yes como en otros grupos, por ejemplo Yes intentó tocar en la gira de Tormato “Release Release” y Jon Anderson no pudo con lo agudo y rápido del tema! Sólo lo tocaron tres veces, yo tengo una de la grabaciones, y realmente es horrible! Igual Rush han tratado de ensayar para tocar en las últimas giras el tema Hemispheres completo y, aunque parezca increible, no pudieron tampoco! Asi que no es la culpa de Downes que exista música “Intocable” para ciertos seres humanos..

    Me gusta

  7. Yo era de esos fans que deseaban el regreso de Howe en la década del 80. Pero, visto con perspectiva, ni Howe ha aportado lo que se esperaba de él a nivel de creatividad (sí a nivel de virtuosismo, eso está claro) ni Rabin era el “culpable” del giro pop del grupo. A la vista está con las siguientes meteduras de pata del grupo tras su marcha.

    Rabin cuando entró en Yes era un músico semiheavy muy influido por el Queen de la primerísima época y no un tecno ni nada así. Considero que la dinámica pop fue impuesta al grupo por presiones comerciales y por los arreglos de Horn (recordemos la polémica con Tony Kaye, ya que este quería usar su Hammond, cosa que Horn le prohibió).

    Los arreglos pop de Horn aseguraron el éxito de los Yes ochenteros, pero creo que no está tan claro que beneficiaran a su música. En cualquier caso, Rabin no fue el culpable del giro pop (aunque en aquel momento lo pensáramos los fans).

    Nunca me gustó ese sonido pop, pero siempre noté una fuerza, una energía especial, un optimismo en esos discos ochenteros que me hacía perdonarles, en parte, esa simplonería musical. Hoy, tras conocer los discos en solitario de Rabin (gracias a nuestro querido benefactor Leonardinsky) sé que esa fuerza y optimismo que yo detectataba en 90125 y similares procedía (¡ojo al dato!) ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE de Rabin.

    Rabin ha sido alguien explotado por un grupo que estaba seco de ideas. La verdad es dura, pero es así. En 90125 casi no tuvo ocasión de lucirse instrumentalmente, lo que contribuyó a que los fans del Yes década 70 echáramos pestes sobre él. Luego empezamos a respetarlo con el magnífico, e incomprensiblemente desconocido, disco de Yes 9012-Live the Solos. El solo de guitarra de Rabin ahí es simplemente imposible de efectuar. Ahora ya no nos sorprende tanto por la costumbre, pero ¿recordais la primera vez que lo oísteis lo que pensasteis? Yo no me lo podía ni creer. Ahí empecé a respetar el potencial de Rabin.

    Por otro lado, en la gira de Talk (despues de la temporal nueva marcha de Wakeman y Howe) Trevor Rabin demostró ser no solo un brutal guitarrista, sino también un superteclista en directo (parecía que Kaye sobraba estando Rabin). Nuevamente vimos que las potencialidades de Rabin habían sido desaprovechadas hasta ese momento. ¡Y el tío llevaba ya 14 años en el grupo (1994) que se dice pronto! ¡Que pena que se encontrara con un Yes pop! Porque, sino la historia de Rabin habría sido mucho más gloriosa. Estoy seguro de ello. La obra maestra Endles Dream no habría sido ni una excepción ni un puro paréntesis de su estancia en Yes.

    Luego a la calle. Los fans lo pusimos a parir, después de que nuestros queridos e intocables “viejos componentes de yes” lo hubieran explotado sin ningún pudor: puta y apaleada.

    Pues bien. Mi opinión es que es el momento de reconsiderar ese juicio tan duro que siempre hemos tenido hacia Rabin. Rabin tiene mucho potencial y espero que en el nuevo proyecto que parece estar iniciando con Wakeman y Anderson de de sí todo lo que puede dar.

    Un saludo para todos. Y no añado tod(as), porque parece que a esto del progresivo solo nos apuntamos los hombres. No sé el motivo. Salvo una chica fan que conocí en el concierto de Asia de Bilbao y que estaba realmente enterada de todos los datos sobre este estilo. Pero creo que no está por aquí. Las demás que he visto en los conciertos solo van como “acompañantes”. En cualquier caso, si hay alguna chica por aquí que lo diga y así la tendré en cuenta en las despedidas.

    Me volveré a despedir de manera más neutra e internacional:

    Chao.

    Me gusta

  8. creo que es injusto cuestionar a geoff downes, sencillamente el analisis de leonardisky, es claro geoff es mas compositor, que virtuoso tocando los keys, pero aun asi lo hace bien, sino no hubiese tenido exito en asia, sencillamente squire ycia pensaron mas en downes como arreglista y productor con horn que en un musico en la linea del ingrato wakeman que solo busca a yes cuando esta en “bancarrota” eso hizo en el 77 con la malograda gira de “arthur” y luego en el 2002 cuando la mujer lo dejo sin plata con el divorcio, mientras que downes esta ahi, y ha participado en la creacion de un disco sino la ultima maravilla de este mundo, pero un trabajo muy bueno si lo comparamos a talk, union, big generator, coincido con leonardo cuando dice que es el trabajo mejor elaborado de la banda desde el ABWH ya hay que hacer a un lado a anderson y wakeman, ellos tuvieron su tiempo y espacio, pero la vida sigue y el show debe seguir……..

    Me gusta

  9. Que se quiera defender la dignidad de Downes me parece muy bien, pero de ahí a que se ataque gratuitamente a Wakeman va un abismo: se ha dicho que Wakeman es un “ingrato” y otro incluso viene a decir que toca mal. ¡Por favor!

    No voy a justificar musicalmente a Wakeman porque sus producciones se comen con patatas a la de todos los demás miembros del grupo. Pero, en lo que se refiere a su persona solo diré que en la salida del concierto de Barcelona de Magnification, tuvo una paciencia de santo firmando las montañas de discos que la gente le daba, de él y de Yes, y estivo amabilísimo y simpático, mientras que Howe fue un maleducado que solo firmó a tres o cuatro para escabillirse rápidamente, Squire estaba borracho como una cuba y casi no veía el boli que le daba para que firmara. Aun lo recuerdo “Where is de pen?” decía, mientras yo se lo estaba poniendo delante de la cara (si bien, no puedo decir nada malo de Squire respecto a esa noche). Anderson fue encantador con los que allí estábamos reunidos y White ni fu ni fa.

    También recuerdo como Howe nos trató como una basura a los cinco fans que estábamos esperando a la salida del último concierto de Asia en Bilbao. Y os aseguro que no era porque tuviese un mal momento ni nada así: al hombre se le ve mucha práctica en eso de despreciar a los fans (le importamos una mierda creedme). No entraré en detalles de su comportamiento vergonzoso por el que los cinco allí reunidos le cogiéramos asco, como persona (según pude contrastar inmediatamente después). No solo debería haber sido educado, que es lo mínimo, sino que nos tendría que haber atendido puesto que no éramos precisamente “un mar de fans” sino solo cinco. Por otro lado, a ese concierto de Asia fuimos como mucho unas 100 personas (por lo alto). Pero, se ve que Howe se da mucha maña en eso de perder los pocos fans que aun le quedan.

    Por otra parte, en las entrevistas que tengo en DVD de los miembros de Yes, los únicos que se muestran mínimamente humanos son Anderson y especialmente Wakeman. Wakeman en las entrevistas es incluso humilde contando como se arruinó en los 80 después de caer en el alcoholismo y perder a su mujer. No va de superior como Squire, White y Howe.

    Por otro lado, mirad las declaraciones que nos da Leonardinsky de Eddie Jobson. Ahí se ve cómo son White, Howe y Squire a nivel personal. Todos quedan muy malparados salvo Anderson, que dice siempre lo trató con respeto” y al que critica solo su pasividad ante la mala educación de los demás, y evidentemente Wakeman con el que no convivió puesto que él era su sustituto.

    En fin, así les luce el pelo a los actuales Yes: además de hacer una música floja, como personas dejan mucho que desear y carecen rotundamente de valores. Luego nos sorprendemos de que Yes se esté desmoronando.

    Alguien ha dicho que “ya hay que hacer a un lado a anderson y wakeman, ellos tuvieron su tiempo y espacio, pero la vida sigue y el show debe seguir…” Pues bien, mucho será que no sean Anderson y Wakeman los que acaben dejando “de lado” a los otros Yes que se están hundiendo en la miseria artística.

    Un saludo cordial.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s