Levin/Torn/White (2011)

Tenemos aquí uno de los trabajos más elogiados por los críticos del progresivo. El puro nombre de estos músicos sugeriría por si sólo la fusión del sonido de King Crimson, Yes, Frank Zappa y Pink Floyd. Así, al oírlo, descubrimos que estamos frente a una espontanea sesión de diferentes piezas rítmicas con muy poca o ninguna producción, en donde el énfasis no esta tanto en el aspecto creativo, sino más bien el el virtuosismo de estos músicos. Si bien el sonido de este experimento esta más emparentado al sonido ochentero de King Crimson, repitiendo muchas de sus formulas ya probadas, no obstante, carece del sentimiento expresivo y artístico propio de Robert Fripp y el sutil toque de la batería de Bill Bruford, quedándonos por así decirlo con la cáscara mecánica, fría y un tanto predecible.
Si eres un fans de Levin y de todos esos embutidos etiquetados como metal progresivo o neoprogresivo me imagino que quedarán más que satisfecho con el intrincado y vertiginoso fraseo del bajo, los eclécticos aullidos eléctricos de la guitarra, y una batería tan impecable como podría ser un artefacto de relojería. Ahora bien, si esperas oír la gran revelación del sonido progresivo de la nueva década, se llevarán una gran decepción, al encontrar en este álbum no otra cosa que formulas agotadas y vacías, por así decirlo, pirotecnia virtuosa, carente completamente de ingenio y provocación. Un disco complaciente para un restringido séquito de fans pero que difícilmente llegue a tener mayor trascendencia.

No siento culpa ni vergüenza al decirles, aquí el Rey esta desnudo.   

Setlist:
1. No Warning Lights (2:10)
2. Ultra Mullet (4:41)
3. White Noise (2:57)
4. The Hood Fell (3:35)
5. Monkey Mind (4:27)
6. Cheese It the Corpse (4:48)
7. Convergence (4:08)
8. Pillowfull of Dark Dreams (4:18)
9. The Egg Man Comith (1:32)
10. Sleeping Horse (5:34)
11. Prom Night of the Centipedes (4:40)
12. Crunch Time (4:04)
13. Brain Tattoo (3:15)
14. Lights Out (4:59)
Personnel:
— Tony Levin / bass and Chapman Stick
— David Torn / guitar and textural events
— Alan White / drums and percussion
Descarga:
Audio mp3 320@kbps
Parts 1, 2.

7 comentarios en “Levin/Torn/White (2011)

  1. Me encanta este disco, no entiendo el porque de la crítica tan despiadada… pero bueno, cada quién escucha lo que escucha y así debe ser.
    Musicalmente es un encuentro alucinante.
    White está tremendamente bien, y ni hablar de Levin.
    Por Dios, estos tipos están cada vez más grossos!

    Me gusta

  2. Mire que siempre en la jugada Leonardo, ud siempre muy preciso con sus comentarios, lo mismo digo de este disco, a mi me parece mas un disco solista de Levin, creo que no es el estilo de Alan White, a lo mejor hubiese sonado mejor si lo ejecuta Fripp y el maestro de siempre Bill Bruford, me que quedo mejor con lo nuevo de Hackett y Yes, para mi, lo mejor que oi este año

    Me gusta

  3. No, Alan White justamente toca como Alan White, Levin como Levin y cada uno aporta lo suyo sin estar imitando a nadie. La combinación de personalidades y toques es lo que lo hace distinto, lo hace ser lo que es como disco.
    Porqué siempre querer que los discos sean lo que no son??? Me encanta el grove de White. Gran batero de rock, con una gran personalidad y sonido.

    Me gusta

  4. La verdad es que me ha sorprendido un poco tu comentario Leonardo. Para mi este disco es bueno. Vamos: buenísimo. Rock progresivo insolente, como el de antes. Suena a King Crimson, pero con concesiones a los solos espectaculares, lucidos y grandilocuentes. El disco tiene un estilo próximo al sonido Canterbury que me encanta. Es verdad que no está Robert Fripp, pero no se puede tener todo. Además, las cosas claras: tampoco está de más poder descansar un poco de las neurosis del bueno de Fripp.
    Mi crítica al disco: Alan White se pone morado imitando al Bill Bruford de King Crimson, igual que en Yessongs también imitó mucho al Bruford de Yes. Parece que es su destino. Pero, en cualquier caso, White aquí toca de maravilla y me quita el mal sabor de boca de Fly From Here (y no es que Fly sea un mal disco, pero para haber pasado 10 años ya podían haber hecho un disco por lo menos tan bueno como este de Levin y compañía.
    Aprovecho para darte las gracias Leonardo, por tus regalos a nosotros los progresivos que tanto nos cuesta encontrar buena música en el panorama actual. De verdad: te lo agradezco sinceramente.

    Me gusta

  5. Siendo fan de King Crimson, me pareció que había muchas ideas de sus trabajos de la década ochenta, pero más plano, opaco, mecánico y sin expresión. A la maquinaria de relojería rítmica esta claro que le falto un nervio más emocional y empático, es decir, un concepto o algo que contar. Es un trabajo trunco, a medio terminar, como unas sesiones de ensayo, antes de ponerse a pensar que se podría hacer con todo esto.

    No hay la sensación de segundas lecturas y se agota a la primera oída sin despertar grandes entusiasmos, a diferencia de Discipline (1981), Beat (1982)o Three of a Perfect Pair (1984).

    Me gusta

  6. Curiosamente, a mi me recuerda más al King Crimson de los 90: a trabajos tipo VROOOM o Trakattak. Si te fijas, estos trabajos que te comento de King Crimson, y otros de ese período, también son bastante caóticos y de aparente falta de elaboración (especialmente Trakattak), aunque no por ello, en mi opinión, hace que pierdan calidad.
    En cualquier caso, King Crimson es mucho King Crimson, y aunque no lo alcancen totalmente en nivel de calidad tampoco creo que sea grave ni que haya que magnificarlo. Si ponemos verde este disco, ¿qué deberíamos decir entonces, por ejemplo, de Fly From Here de Yes? Tendríamos que opinar que todo lo que se edita ahora en el progresivo no alcanza ni siquiera el grado de “decente” (cosa, por otro lado, que quizá sea verdad aunque prefiero pensar que no es así). Porque, en mi opinión claro está, por lo menos este trabajo de Levin y compañía supera a casi todo lo editado en progresivo estos últimos años. Por lo menos, yo creo que es lo mejor que he oído de todo lo editado durante este 2011 que ahora acaba. Ya digo, es mi opinión y la digo como la siento.

    Me gusta

  7. Hay una buena forma de sentir la música muchachos, tomar una viola, unos pedales, cables y empezar a conectar tus ideas, es la mejor forma de criticar la música (con música) sigo a estos músicos y creo que cada día tienes sus afanes, nunca se vuelve atrás, sigo la música que va para adelante, un estilo es sólo eso, la música es mucho más. Este es un gran disco, hecho por maestros musicales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s