Yes – Drama Tour – Live in Toronto Canada, August 29. 1980

Estó fue una de las primeras cosas que posteé en mp3, sin embargo esta vez lo vuelvo a subir a TurboBit. Como ya les había contado este show tiene la particularidad de ser la primera presentación para esta gira. Al no estar el álbum Drama (1980) aún en las tiendas la gran parte del público canadiense no tenia idea de lo que pasaba con Yes y esperaban ver la alineación clásica junto a Jon Anderson y Rick Wakeman que ya se habían presentado el año anterior con gran éxito en la gira de Tormato. Incluso aun al entrar los músicos al escenario, el publico no se daba cuenta de la ausencia de Jon ni Rick, sino hasta que comenzó a cantar Trevor.
Trevor Horn
Con el tiempo la mayor parte de los fans de la banda coinciden que Drama fue un gran álbum, y probablemente el ultimo gran álbum progresivo de la década setenta, así como también el comienzo de una nueva era dentro del rock que daba la bienvenida a un nuevo enfoque dentro de la música popular con el predominio de sonidos más sobrios y electrónicos así como de canciones más cortas y rítmicas libre de las extravagancias psicodélicas de la era progresiva. El álbum Drama era el perfecto medio entre el sonido vanguardista y electrónico de los Buggles y la factura artística de Yes. Si bien el aporte de los Buggles sobre el escenario era mucho más modesto, las interpretaciones para las canciones de drama más los dos tracks inéditos son muy interesantes, particularmente el solo de Steve Howe al final de Does Really Happens, muy diferente a la versión en estudio y las posteriores versiones en el tour. 
We Can Fly From Here se llegaría a convertir en un tema de culto y uno de los más buscados dentro del catalogo yessoteric, un tema originalmente compuesto por Trevor y Geoff, el cual seria desarrollado junto al resto de los integrantes de Yes durante los ensayos en los estudios de los ABBA en Londres, Town HouseGo Through This, otro que no aparecería en el álbum, sin embargo  sería interpretado también sólo sobre el escenario, con un acercamiento más pesado y progresivo, revela la clásica factura de Steve Howe, cuyo demo original aparecería solo hace unos pocos meses dentro de la selección de demos caseros para su Homebrew 4 (2010).
El repertorio de clásicos se concentra en los temas más representativos de la banda siendo descartados aquellos en donde la ausencia de Jon y Rick sería más evidente y notoria. Lamentablemente las versiones no son adaptadas a la voz de Trevor, una octava por debajo de la de Jon, y a la sobriedad de Downes, resultando un tanto pobres y carentes de expresión. Pienso que ese error hizo aun más patente el descontento por parte de los fans de la banda, en especial cuando debieron cruzar el Atlántico para presentar este mismo show en Inglaterra donde los gritos, insultos y botellazos no se hicieron esperar. Probablemente un repertorio más sobrio de los clásicos, con arreglos más acordes al sonido  electrónico y moderno del álbum Drama, o la inclusión de un par de temas de Living in The Plastic Age re-versionados con arreglos al modo de Yes les hubiera evitado ese bochornoso momento en la historia de esta banda británica, un error cuyo responsable no fue otro que Chris Squire en un vano intento de contentar a los viejos fans de la banda. 
La presentación alterno los viejos y más reconocidos clásicos así como algunos de los temas del nuevo álbum en promoción más dos temas que no fueron incluidos en el álbum. A diferencia de las presentaciones posteriores los arreglos son notoriamente diferentes, en particular los sintetizadores de Geoff. Un incidente con el bajo de Chris Squire a comienzos de Tempus Fugit obliga a Steve Howe a improvisar por algunos momentos mientras buscaba el apoyo de Geoff Downes quien nunca supo como salir del paso. Por suerte Squire se reintegra al tema con decidida determinación a los pocos minutos. Por desgracia la grabación del solo de Chris Squire se corta a la mitad, por lo que el bootleg queda un tanto cojo. Salvo por eso es un registro bastante decente, es decir, muy por sobre mucha basura inaudible que circula en Internet.
Disc One:
1. Young Persons Guide To The Orchestra (2:45)
2. Does It Really Happen? (7:44)
3. Yours Is No Disgrace (11:00)
4. Into The Lens (9:03)
5. Steve Howe Solo: Clap (3:37)
6. And You And I (9:31)
7. Go Through This (4:44)
8. Geoff Downes Solo: Man In The White Car Suite (6:41)
9. Parallels (5:24)
Disc Two:
10. We Can Fly From Here (7:11)
11. Tempus Fugit [Rare Steve Howe’s Intro] (8:19)
12. Chris Squire Solo: Amazing Grace/The Fish (6:49)
13. Machine Messiah (11:43)
14. Starship Trooper (12:43)
15. Roundabout (7:32)
Personnel:
Trevor Horn – Vocals.
Geoff Downes – Keyboards, Vocals.
Steve Howe – Guitars, Vocals.
Chris Squire – Bass, Vocals.
Alan White – Drums.

Descarga:

Audio mp3 320@kbps
Parts: 1, 2, 3.

8 comentarios en “Yes – Drama Tour – Live in Toronto Canada, August 29. 1980

  1. Muchas gracias Leonardo. Parece que ahora la cosa ha marchado. Voy a escuchar la versión de And Yo and I con Horn… Je, je me temo lo peor.

    Por cierto, que Benoit ya no está en Yes. Supongo que lo sabes. Los muy zoquetes no han llamado a Jon. ¡Craso error! Deberían recuperarlo y olvidarse además de todo lo posterior a 1980 (salvo el tema Endless Dream). Entonces volverían a ser Yes de verdad.

    Me gusta

  2. En general cada canción esta hecha sólo para un cantante, y esto es particularmente cierto con el repertorio de Yes. La banda de Drama, si bien es cierto prometía, su gran cruz fue cargar con el nombre de Yes en sus espaldas y representar sobre el escenario ese legado.

    Esta claro que la voz en Yes es el 50% de la banda, y el asunto resulta si se tiene hasta un 75% de la química original, el problema es que sin Jon, la cosa resulta otra muy distinta.

    Y vemos como aquí fue la codicia y no el video quien mató a la estrella de radio.

    Me gusta

  3. Según he leído en algunas páginas gabachas, parece que el grupo si intentó contactar a Jon Anderson pero a través de managements en vez de hacerlo personalmente lo que no gustó al cantante quien declinó algún trato por esa vía. A mi me parece una actitud digna ya que al parecer tanto Howe como Squire siguen dándole más importancia al negocio que a la amistad. Por cierto, Benoit ya se quejó de que le aplicaron la misma que a Anderson, es decir, sabía que lo iban a reemplazar pero no se lo dijeron oersonalmente sino que se enteró por los medios… Mis respetos como músicos, pero ¿qué clase de personas son Squire y Howe?

    Me gusta

  4. Sí Sergio, la situación del grupo es terrible. Alguien dirá que las “cuestiones de amistad no afectan a la música”, pero eso es mentira. Cuando alguien ya se ha podrido completamente a nivel personal e intenta hacer música, eso se nota. Yes es (ha sido) un grupo grandioso, profundo y místico pero el ego y decadencia personal que transmiten hoy es lamentable, y esto se refleja en sus discos. Por otro lado, Howe siempre se ha comportado de manera egoísta y miserable: Peter Banks casi llego a las manos con Howe en un concierto homenaje en el que los propios Yes (Howe incluido) invitaron a este primer guitarrista de Yes (Banks mismo lo cuenta en un vídeo que he visto y en el que lo entrevistan), también en la gira de Union acabo a la gresca con Rabin y eso sin contar el enfrentamiento con Moraz cuando Howe lo echó del grup, las broncas con Eddie Jobson en los 80…
    Squire, por su parte, hace mucho que es un pesetero. Personalmente no me parece tan esperpéntico como Howe, pero para él el negocio es lo primero y pasando por encima de quien sea. A parte de poperizar a Yes cuando él era el amo absoluto del nombre (de 90125 en adelante), explotó miserablemente a Trevor Rabin: si escuchais los discos de Rabin, que nos obsequia Leonardo (Leonardinsky)observareis que las versiones originales que elaboró en sus maquetas para 90125 y para Big Generator son infinitamente mejores que las de esos discos en Yes. Los otros, con Squire a la cabeza, se limitaron a rehacer los temas de manera mucho más comercial y popera sin, por otro lado, aportar prácticamente nada de su cosecha. Lo dejo aquí.

    Me gusta

  5. Pues, de acuerdo contigo Rubicon. La historia de Yes, como la de tantos otros grandes de la música no es sólo el recuento de grandes y talentosas producciones, también lo es de egos, envidias, desencuentros, traiciones y frivolidades que por desgracia acompañan también a la fama. Lo preocupante aquí es que sigan con esa misma actitud de hace tantos años, cuando uno esperaría que la veteranía los llevaría a actuar con mayor madurez ante la vida. Tal vez alguien diga que no debe importar las cuestiones personales, pero si importan cuando terminan repercutiendo en la producción musical. Si no fuera por esos egos personales seguramente estaríamos viendo a Anderson aún en el grupo y quizás hasta a Wakeman con las consecuentes producciones más auténticas y genuinas, propias de su sinergia. Pero en fin, triste de una banda que le ha cantado tanto al amor, la hermandad , la fraternidad y cosas así. como fieles sobrevivientes de una utópica generación del flower power… Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s