Keith Emerson – Nighthawks, 1981 (Limited Edition 2004)

El terror es un gran tema para escribir música. Lo oculto y lo desconocido en todo su esplendor de escenas cambiantes, presenta un interesante lienzo abierto a cualquier compositor. El terrorismo, por el contrario, es un  asunto completamente diferente. Con este tema, que trata en la práctica de utilizar métodos violentos y de intimidación para lograr ya sea con fines políticos o no políticos-, es un tema delicado, realmente extraño y no una tarea fácil para un músico (a menos que no tengas problemas con salir volando con tu piano!).

Lo que me atrajo para escribir la música de esta película fue que tras Nighthawks había una historia sobre un hombre contra otro. No había un trasfondo político real, aunque si lo deseas, puedes leer entre líneas, todos podemos encontrar un doble sentido en la más inocente de las historias. Era más una cuestión de un tradicional conflicto machista lo que me inspiró a escribir la partitura. El hecho de que los dos personajes principales. De Soto (Sylvester Stallone) y Wulfgar (Rutger Hauer) tuvieron que reinventarse a sí mismos con el fin de superarse el uno al otro, convirtiéndolo en un asunto personal. Otros grandes actores giraban en torno a ellos, completando el reparto como Billy Dee Williams, Nigel Davenport, Lindsay Wagner y Khambatta Persis. Todo el escenario para un enfrentamiento épico. (Keth Emerson Mayo 2004.)

El productor Martin Poll me envió el guión, junto con fotos tomadas en diferentes locaciones de grabación, después de enterarse de mi éxito en Italia, al haber escrito la música de la épica de terror de Dario Argento: Inferno.

Leí Nighthawks, y en un día y una noche había escrito el tema del título principal (con los respectivos interludios musicales) y lo grabé en una máquina de ocho pistas. Al día siguiente estaba en un avión a Hollywood llevando las cintas conmigo.

Como se necesitaba la aprobación de Stallone. Yo esperaba con nerviosismo a su llegada en una pequeña oficina de Universal Studios en Los Ángeles. Yo estaba esperando para encontrarme con la gigantesca imagen de Rocky, en vez de eso me encontré con un hombre muy encantador, por un momento pensé que se veía algo más bajo. Pero las apariencias son la regla en Hollywood, donde las diferentes perspectivas pueden ir y venir muy rápido. No reunimos pese a mi mal de avión, tratando de explicar mis razones para el tema principal: “Naked City 2003”, les expliqué a un mar de caras en blanco. “De Soto es un hombre atormentado. Su esposa lo va a dejar y esta es su última oportunidad de redimirse”. Por un momento pensé que la marea había cambiado y iba de salida. Cuando ya me iba dije:  “Estoy buscando musicalmente por un motivo diferente, hacer uno que en última instancia defina el machismo en el más amplio sentido de la palabra!” Pude ver que Stallone le gustaba bien poco. Les toqué mi cinta y luego se fueron todos.

Me gusta pensar que eso fue lo que dije, pero en realidad es probable que haya sido algo como: “Eh. Esto es lo que he escrito para el tema del título principal y este pedacito siguiente probablemente podría ir con la escena de la incautación de drogas”. Les toqué mi cinta y luego se fueron todos. Con el tiempo volvieron, todos excepto Stallone que tuvo que salir por la preparación de la próxima película de Rocky, mientras que Martin Poll levantó dos dedos pulgares, lo que significaba que estaba adentro!

La siguiente escena estaba con el equipo de producción de la película. Con lo que implica para alguien de afuera estar sentado en las lujosas salas de cine de Universal Studios, junto con un ayudante de producción (Harry Cinturones), para ensamblar la música donde debe ir, mientras corrían las imágenes.

“En la escena de cuando De Soto intenta volver con su ex-esposa (Lindsay Wagner) necesitamos un poco de ambientación romántica aquí”, dijo Harry. Yo tomaba notas. (Interés Humm. amor).

Lindsay Wagner

Sly, con quien ahora me sentía más cómodo al abordar con más confianza, se sentía incómodo con algunas escenas. Sus comentarios en las escenas de amor entre Lindsay le llevó a decir. “Esa es la última vez en que va en el remolque con Billy Dee”. La mayor parte fue cortada junto con la música de la escena del amor.

Me gustaron las objeciones y comentarios de Sly. Le gustó la entrada. Había un montón de canciones que quería incorporar, algunas de ellas eran de su hermano Pero él nunca interfirió: siempre dijo que era mi responsabilidad y mi decisión.

“I’m A Man” fue una de sus canciones favoritas y lo hizo muy bien iluminado con el ambiente de cuando De Soto reconoce a Wulfgar en su nuevo disfraz. Sly había seguido la escena de la discoteca con “I’m a Man” de Chicago.

Me encanta ‘Chicago”, pero la original de Steve Winwoods es insuperable.

Se sugirió que podía grabar mi propia versión para la película. Elegí grabar en Nassau, Bahamas, y la produje en una especie de garaje con unos músicos funk de las Bahamas.

De regreso en Hollywood, se objetó al cantante. Al cual no puedo recordar. Pero les gustó, pero no lo suficiente. Les gustó tanto que querían borrar la voz y reemplazarlo por alguien que tenía un nombre más conocido en lugar de una mejor voz.

“¿Qué pasa con Steve Winwood? Es el tipo que canta la original!” dijo un “ejecutivo”.

“Esto es nuevo. ¿Qué pasa con Teddy Pendergrass?” , dijo otro.

“Necesitamos hacer que sea algo más actual. ¿Qué pasa con Tom Waites? , dijo otro.

Así que decidí cantar yo mismo!

El estudio se convirtió en una fiesta y después de la primera copa de vino fue suficiente para darme cuenta de mi verdadera vocación en la vida era cantar! Sin embargo, al día siguiente al oír la grabación tuve dudas. Fue muy duro despertar y darme cuenta de eso al día siguiente.

La siguiente parada fue en Londres. Inglaterra, donde mis amigos de las Bahamas y yo dejamos gran parte de la música en los estudios Advision. Yo al día siguiente viajé a París, para que la Orquesta de la Ópera de París completará las partes de orquestación de la Película.

Universal tenia una lesbiana amargada como editora musical que había trabajado con ellos en Tiburón. Era una minimalista vestida de maximalista e inmediatamente se puso a echar todo mi trabajo abajo, eso fue prácticamente una violación, dejándome sólo en mi ropa interior, y la mitad de hombre que era al momento de llegar a la pantalla. Lamentablemente Sly estaba más ocupado con Toro Salvaje y ya estaban trabajando en otra secuela de Rocky y no podía ser molestado.

Mi recompensa, al menos, es que ahora pueden escuchar la música completa. Keith Emerson

Rutger Hauer

Ps: Por casualidad, Rutger Hauer y yo compartimos un ascensor en algún momento hace años en Santa Monica, California. Era sólo él y yo, solos en un ascensor mirándonos incómodamente en la pantalla digital de la planta . Lo reconocí, pero él parecía no saber quien era, y ni siquiera parecía querer saberlo. Sin embargo, no pude resistir la tentación de ir a saludarlo y decirle:

“Rutger! Hola, soy Keith Emerson. Escribí toda la música para esa película que hiciste con Sylvester Stallone, Nighthawks en 1981. ¿Te acuerdas?” Él me dio “y el guión era de Wulfgar, parece?” -que había llegado a conocer tan bien- y sin decir una palabra salió del ascensor, desapareciendo al igual que cualquier otro terrorista.

Si hay alguna moral en este caso: es en la música.

Keth Emerson.

Setlist:

1. Nighthawks (2:24)
2. Mean Stalkin’ (2:19)
3. The Bust (2:05)
4. NightHawking (6:14)
5. The Chase (5:59)
6. I’m a Man (4:15)
7. The Chopper (3:01)
8. Tramway (3:22)
9. I’m Comin’in (3:01)
10. Face to Face (2:49)
11. Flight of a Hawk (3:06)

Descarga:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s