Critica especializada hace Mierda Nuevo álbum de Yes.

Un nuevo álbum de Yes es algo que existe en el año 2014 de nuestro Señor, y se conoce con el nombre de Heaven & Earth. Sin exagerar, a pesar de los esfuerzos de la banda, la banda esta presente. “HORRIBLE” es una palabra más apropiada para muchos que simplemente esperaban que todo iba a terminar. Pero, ninguna muerte misericordiosa seria suficiente para este dinosaurio del rock progresivo, optando por un nuevo registro para las nalgadas, con otro insulso reemplazo (el primero siendo Benoit David, un doble de utilería para el vocalista histórico de la Banda: Jon Anderson) con otro con el conveniente nombre de Jon Davison. El problema de partida con esto es que Davison es sólo un imitador de cuarta categoria de Jon Anderson, y un mal compositor. Cómo todo esto llegó a pasar no es un gran misterio para ser honesto, y Heaven & Earth es en realidad una víctima de no sólo de haberse escrito canciones horrendas, sino una producción atroz, (realizada por Roy Thomas Baker, conocido por su trabajo con Queen). La combinación de sonido de la banda, y el estilo elegante de Thomas en la producción no encajan en lo más mínimo.

Desde el instante en que comienza, todo parece tan soso y aburrido, desde los sintetizadores SNES-tier por Geoff Downes, o el juego dubitativo por Steve Howe. Las voces del álbum son malísimas, pero probablemente éste es el único punto positivo de Heaven & Eath. La instrumentación, sin embargo, es escasa y bastante restringida, especialmente en In A World of Our Own, o el gracioso juego de letras que hacen parecer al compositor más novato como Bernie Taupin:

“We all know the rules, the game/Us fools, still we play the same…”

”Through fleeting days and all that greys/It’s times like these as true love stays/I always knew through thick and thin/It’s here that I’d begin again.”

Ahora, nunca hubo una expectativa de una épica en la escala de Close to the Edge o Awaken, ni hubo una expectativa de canciones como Hearts o Shock to the System. Sin embargo, desde el día que se anunció, estaba la expectativa de la decepción de otro horrible álbum de Yes, pero por lo menos habría un esfuerzo digno de hacer algo digno de ser escuchado. Sin embargo, ese no es el caso, y Yes ha ido aun más lejos para hacer una nueva atrocidad en el género del rock progresivo.

Lanzar solos de moog genéricos ya no es progresivo. Lanzar tresillos en leganto en una Les Paul Artcore una y otra vez ya no es innovador en lo más mínimo. Nada de lo que se hace en los cincuenta y dos minutos de la misma, es progresivo en absoluto. Más parecido a una especie en extinción, este último de la era Yes está retrocediendo. Aunque algo como Fly From Here funciono para desempolvar una antigua pista en el olvido de la banda y la expansión sobre ella, y lanzar un par de nuevas canciones de relleno, Heaven & Earth simplemente no funciona en absoluto. En comparación, Big Generator parece un clásico del rock progresivo, y cuando llega el momento que se llega a crear algo así, entonces realmente es el momento de decir que es el momento de renunciar a la banda.

Fuente: http://www.sputnikmusic.com/review/62981/Yes-Heaven-and-Earth/

8 comentarios en “Critica especializada hace Mierda Nuevo álbum de Yes.

  1. ¿Tú compartes esa opinión? Supongo que en parte sí, de otro modo no te habrías tomado la molestia de traducirlo. Yo he oído ya una cuantas veces el álbum y sin parecerme una obra maestra ni cosa que se le parezca, no me parece horrible para nada. Lo cierto es que en una fórmula que sobrevive 45 años no es muy posible esperar grandes novedades. A los Stones les pasa lo mismo después de 50 años. Lo cierto es que lo siguen haciendo bien. A mi juicio, Yes mejoró con Davison en lugar de David. Seguir añorando a Anderson no parece conducente. Anderson tampoco está siendo super creativo. Lo ví en vivo hace un par de años en Montevideo y lo que mostró no fue extraordinario, pero sí bueno y hace honor a su leyenda, pero no pidamos que sigan sacando conejos de la galera. Son pocos los músicos que siguen haciendo magia, pero muchso de ellos lo hacen en base a un repertorio que les cubre las espaldas y, de vez en cuando lanzando algo nuevo. Con Yes pasa eso: vienen de dos años de tours donde revivieron The Yes Album, Close To The Edge, Fragile y Going For The One, glorias de las cuales la más joven tiene casi 40 años y lo hicieron aún muy bien. Alegrémonos de que hacen un nuevo esfuerzo por crear cosas nuevas, aunque no estén en grandes alturas. De cualquier modo, hay algún tipo de novedad en este álbum que no va aser apreciada en lo inmediato, sino con el tiempo. En breve, publicaré mi propio comentario a este disco. Te espero a tí y a tus lectores en ABBEY ROAD.
    Muchas felicitaciones por tu blog, lo sigo hace años y en el acuerdo o el disenso, lo disfruto mucho.
    Un saludo desde Uruguay!

    Me gusta

  2. Mi opinión ya la dí en la entrada para el álbum. Sobre el hecho que estén viejos y por eso hacen malos discos, el año pasado Black Sabbat que deben estar en los mismos años que Yes lanzó un elogiado álbum con ventas millonarias, o sea que la edad no es excusa.

    Yo no soy tan duro de decir que es Horrible, sólo que los elementos usados en este álbum no funcionan, no se afiatan. Y sí Union (1991) y hasta Big Generator, resultan ser mejores que este descargo. No es un mal disco si lo comparamos con los bodrios de bandas como las que hoy por hoy cultivan el rock progresivo, pero si le pones el nombre de YES, entonces no te explicas como esto pudo pasar.

    Geoff Downes, con todas sus limitaciones, como las de cualquier ser humano, funcionó en Drama, porque ese álbum trato de introducir a los músicos de Yes en la década Ochenta, y no recrearnos la fantasía de Relayer o Close to the Edge. En ese Álbum Geoff aporto una ejecución de teclados sobria a la vez que con un sonido moderno y electrizante. Por ejemplo, no me imagino a Rick Wakeman o Patrick Moraz tocando en Drama, habría resultado un asco. Geoff era el hombre indicado para ese tipo de música. En cambio en Heaven & Earth, Geoff trata de hacer lo que Khoroshev hizo en The Ladder, recrear una fantasía de un momento a-temporal de la banda, y cuando hace eso, las comparaciones resultan odiosas siempre, especialmente cuando no se es un virtuoso a la altura de algún Wakeman.

    Como dije en otra parte, no tengo nada contra Jon Davison, el tipo me parece una buena persona, un gran ser humano, y no tengo duda alguna que tuvo la mejor disposición y dedicación para empujar a los otros miembros de la banda a hacer este álbum. Pero creo que su voz no es la adecuada para ocupar el lugar de Anderson, justamente porque Davison trata de parcersele demasiado, y ya había cantado en otra banda tributo a Yes. Y cuando te pones a reemplazar a un frontman con un imitador, el resultado siempre va a ser un asco y la razón es que a oírlo resulta evidente que tratan de parecerse a lo que alguna vez fueron con Jon Anderson, pero no les resulta del todo, y en vez de agregar algo que enriquezca las cosas, lo que agrega es defectuoso, pobre e incipido a la sazón de este caldo culinario.

    Haciendo otra analogía es como aquella película en donde un hombre trataba de convertir a su nueva mujer en su esposa muerta, haciendo que no sólo se vistiera y peinará como la difunta, sino hasta llamándola por su nombre, y estamos hablando de una película de terror.

    Un buen cantante lo es en cualquier genero musical que le pongas por delante, por eso a Jon le fue bien haciendo desde rock de los sesenta, pasando por progresivo, new age con Vangelis, hasta del pop más lúdico y bailable de los ochenta. Pero dudo mucho que Davison pudiera tener algún éxito radial con esa voz desgarrada e inexpresiva incapaz de trasmitir sentimiento o emoción alguna.

    Mis esperanzas estaban en que Howe se hubiera involucrado más en el disco, pero mi impresión es que debe estar muy enfermo, o muy cansado y gastado, puesto que su aporte es en algunos pasajes muy desabridos y en un tema muy mal desarrollado. No estoy hablando del desbordante Steve Howe de The Gates of the Delirium o Ritual, sino me bastaría con el Howe de de Sharp Attack, o Give & Take, o Humankind, pero no, es casi tan malo como en sus ultimos dos aportes con ASIA. De hecho Creo que Wetton y compañía en Gravitas hicieron un mejor trabajo desde todo punto de vista.

    Me gusta

  3. Me temo que algo de lo que dije no lo dije bien. Creo que Yes, al lanzarse a sacar algo nuevo se aventura y arriesga mucho más allá de lo seguro. Para ellos sería más redondo y confortable repetir mil y una veces más Close To The Edge o And You And I o Roundabout o …, o …, o … Lo bueno, más allá del resultado es que no se limitan a seguir sacando jugo de la misma naranja. Resulta muy penoso ver a algunas bandas tocando por millonésima vez las mismas 10 o 15 canciones [con suerte]. Yo no diga que Yes no lo haga, de hecho hay temas que nunca faltan, pero si un día lo hicieran, el público reprocharía que no las tocaron. Creo también que en realidad el que decide primero acerca de hacer algo nuevo es Squire y, en menor medida, Howe. Con Davison pasó lo mismo que con los Buggles, con Rabin o con Sherwood. La banda intentó sacar partido de cada uno de ellos agregando al sonido Yes otro matiz propio de esa nueva asociación. Davison no proviene de una banda tributo propiamente dicha, viene de Glass Hammer que tiene una impronta Yes, pero que rinde tributo claramente en un par de álbumes [If y Cor Cordium] de los 15 que lleva editados. Davison participó de 6 de ellos hasta el más reciente Ode To Echo, donde no hay tributo a Yes. Es interesante que Davison pueda aportar la composición lírica de los temas. Es cierto, hay algunos pasajes donde Yes de cita a sí mismo, lo cual podría quedar algo paródico, pero son pasajes. A mí se me hace que en este disco se internan también en un área en la cual están entrando más a menudo los músicos progresivos y es, aunque suene extraño, el pop. Y eso, en lugar de desmerecer al Prog, mejora al pop, según como yo lo veo.
    Downes nunca me convenció, ni siquiera en Drama o en Asia, quizás está mejor cuando hace dúo con Wetton. Me gustó más el breve pasaje de Oliver Wakeman. Pero, en resumen, como dije antes, sin ser obra maestra, es saludable que Yes proponga algo más que no es más de lo mismo y tampoco es algo de aquello.
    Gracias por tu extensa respuesta y los esperamos por ABBEY ROAD.
    Un saludo desde Uruguay!

    Me gusta

  4. Este disco no es Yes!!! es Jon Davison!!! Cuando se apaga la creatividad se trata de reflotarla!! lastima que llamaron al equivocado!!!. Pero todavia creo en el Ave Fenix!!!. Asi que vamos Yes !!! en la busqueda de la creatividad olvidada!!!

    Me gusta

  5. En 1980 la “crítica especializada” y los “fanáticos” despedazaron el album Drama. 34 años después ambos “despedazadores” rescatan el album y revalúan sus críticas. Tal vez en 34 años tanto la “crítica” como Leonardo Alvarez (si no tiene 3 metros de tierra encima) reevalúen sus críticas al album Heaven & Heart. Pasó una vez, puede pasar de nuevo.

    Me gusta

  6. Yes se acabó en 1980. Lo que vino después no fue más que una operación comercial para sacar partido al nombre del grupo. Los ejecutivos discográficos previeron, con acierto, que aun se podía sacar partido al nombre de Yes y así lo hicieron. Solo el que cierra los ojos y se deja llevar por la fantasía puede ser ajeno a este hecho tan verdadero, claro y contundente.

    El grupo diseñado para ser popero a lo Duran Duran, pero con un poquillo más de calidad, que se formó tenía que llamarse Cinema. Si al fianl se llamó Yes, fue para acabar de exprimir el nombre del grupo. Pero por culpa de esta operación Yes perdió su identidad. De ser un grupo que huye de los estribillos y que apuesta por las composiciones elaboradas pasó a prostituirse convirtiéndose en lo contrario.

    Todo aquello se les pudo perdonar durante una temporada, ya que con 90125 demostraron que podían ganar la batalla de las ventas en territorio enemigo. Pero, tal travestismo musical tuvo como consecuencia hacer irrecuperable a Yes (me refiero al auténtico Yes).

    En 1980, la creatividad de los músicos de Yes estaba completamente acabada. El nuevo grupo reciclaba a unos músicos de Yes que, aunque virtuosos, a nivel compositivo estaban finiquitados. Por este motivo, se dedicaron a explotar y exprimir las ideas de Trevor Rabin. Dicho de paso, me hace mucha gracia cuando oigo a los que culpabilizan a Rabin del giro de Yes. Lo digo, porque gracias a Leonardinsky hemos podido escuchar los temas originales de Rabin, de estilo rockero, antes de ser estropeados (poperamente), por los demás componentes del grupo, para incluirlos luego en los albumes de Yes. Todo aquello fue una vergüenza detrás de la cual solo había dinero y ninguna aspiración artística.

    Hoy, después de sacar partido también a Koroshev, se dedican a exprimir a Jon Davison, independientemente de que de mucho o poco jugo. Pero ¿sabéis que os digo? Que el único disco post 80 al que le veo algo original es el tan odiado Open Your Eyes. Ese, por lo menos era un trabajo impertinente: chocó tanto a los poperos (por su sonido estridente) como a los puristas del Yes de los 70. Además, es un disco que incorpora magníficos elementos de filosfía zen como de culto al silencio, a pesar de que muchos no lo hayan captado por desgracia para ellos (porque se lo han perdido). Open Your Eyes, para el oído atento, tiene incluso claros ramalazos a lo Relayer. Pero, a parte de este disco atinado por casualidad, publicado después de 1980 no he oído nada original bajo la firma de Yes.

    Que nadie se engañe, que ya somos todos mayorcitos…

    Me gusta

  7. Diria que Downes últimamente no ensaya mucho. Acabo de ver el vídeo en el que toca con Asia en Tokyo, y con Greg Lake de cantante, y la interpretación de Downes es más que magnífica. Si ahora toca mucho peor será porque no ensaya. No le veo otra explicación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s