Genesis: The Essential Prog Collins’s Years (1976-1980)

Hace algunos años atrás conversando con una amiga sobre música, le sorprendió saber que Peter Gabriel había sido el vocalista de Genesis y lo raro que habría sido ver a un personaje tan importante de la música de los ochenta como simplemente un baterista, pasando a un segundo plano. Y es que para muchos quienes crecieron entre la década ochenta y noventa, hablar de Genesis es hablar de canciones emblemáticas dentro de la música pop como Land of Confution o Invisible Touch, Abacab, y una veintena de éxitos comerciales omnipresentes en la sintonía radial por dos décadas. Sin embargo mucho antes de esa historia una menos contada, pero no por ello menos relevante, y es cuando Genesis ya sin Gabriel, intento continuar su legado progresivo en la segunda mitad de la década setenta.

Gran parte de esta historia comienza a mediados de 1974 Cuando Peter Gabriel, hastiado de los escenarios, maquina la más brillante y bullada de todas las salidas de la que se tenga registro en la historia del rock. Así cual prima dona, comunica previamente de sus intenciones a sus compañero de sus intenciones no sin antes pedirles la indulgencia para la más pretenciosa de todas su creaciones, The Lambs Lies Down Broadway, en la que su respectiva gira puso sobre el escenario a modo de despedida todo lo que lo había hecho conocido como el líder de la banda, tanto en histrionismo, personalidad y creatividad.
Tras la gira, un enorme vacío se apodero de los cuatro músicos sobrevivientes, y digo sobrevivientes, para expresar el sentimiento de orfandad y falta de dirección que debió significar para ellos. Prueba de ellos fueron la siguientes sesiones de ensayo, en donde la banda intentaba re-articularse sobre algunas piezas de descartes de sus dos álbumes anteriores, así fragmentos de Selling England y de Lambs fueron tocados por el cuarteto una y otra vez, hasta que pudieran audicionar a la persona ideonea. Mientras tanto las revistas y diarios especializados de la época ya habían dado por muerta a la banda con notas a modo de obituarios. Hasta que un día de ensayos, Phill mostró un tema que pensaba podría ir en el álbum, y mientras tocaba la batería comenzó a cantar Squonk, Tony Bank y Mike Rutherford se miraron entre ellos, y se dieron cuenta que la respuesta siempre estuvo frente a sus narices: Phil seria quien cantaría, lo que no era del todo descabellado puesto que ya lo había hecho en sus propias composiciones para discos anteriores de Genesis como For Absent Friends o More Fool of Me, sin mencionar como segunda voz en cada una de las giras junto a Gabriel, como apoyo.
De este modo Genesis comenzó a buscar su centro progresivamente desde una tímida continuidad a discos como Seling England y Nurcery Crime en Trick of the Tale a encontrar su propia química en donde Phil pudo dirigir a la banda a cierta sensibilidad particular como en Wind and Wuthering. Desaparecieron del escenario los disfraces y las elaboradas escenografías para dar espacio a un espectáculo puramente musical y de luces. Así también, nadie como Collins podía expresar la nostalgia y melancolía de canciones que talaban el espíritu, así como otras cargadas de su particular sentido del humor. Collins parecía encantar al publico con su particular simpatía.
No obstante dentro de la banda se estaba gestando una enorme brecha, entre el protagonismo creativo de Steve Hackett, quien había sido uno de los puntales del sonido de la banda en estudio así como en vivo, quien pensaba que el siguiente paso de Genesis era consagrar el sonido progresivo, atmosférico e instrumental que los había caracterizado, mientras que el resto de la banda miraba con envidia lo logrado por bandas como Roxy Music, Queen, o el Mismo Gabriel que volvía a la música con un sonido completamente diferente orientado a un publico más amplio. Todo termino al final de la gira Wind of Wuthering, en Brasil, donde Steve Hackett hace publico su descontento y disociación con Genesis.  
Del mismo modo que cuando salio Gabriel en 1975, Genesis ahora como un trio trato de llenar el espacio dejado por Hackett con un disco en que perfectamente pudo haber participado, merito de Mike Rutherford que se concentro a tiempo completo en el trabajo de las múltiples guitarras a la usanza de los discos anteriores de Genesis, dejando más espacio a Collins y Banks para la composición. Probablemente Duke, fue un esfuerzo de corregir el barroco y sobrecargado sonido del disco anterior con un álbum más coherente y directo, al mismo tiempo que con un regreso a un estilo conceptual, reciclando algunos demos de Collins para su álbum solista, en un contexto de rock más clásico, una especie de tímido regreso a lo realizado en lambs, es decir, un lambs, pero a lo Collins. Sin embargo, 20 minutos de música no bastaban para llenar un álbum y final mente fue completado con canciones más bien cursis, que ni siquiera pasaron por el filtro de los arreglos de la banda, lo que marcó en gran parte cada uno de los álbumes siguientes de la banda.
Ahora discutir de cuanto hay de progresivo en el Genesis de los ochenta y noventa, es tema para otro episodio.

Disc One

1. …In That Quiet Earth (4:49)
2. A Trick of the Tail (4:35)
3. Afterglow (4:12)
4. Blood On The Rooftops (5:27)
5. Dance on a Volcano (5:58)
6. Eleventh Earl Of Mar (7:42)
7. Entangled (6:27)
8. Its Yourself (6:15)
9. Los Endos (5:52)
10. Ripples (8:05)
11. Robbery, Assault and Battery (6:18)
12. Squonk (6:30)
13. Unquiet Slumbers For The Sleepers… (2:23)

Disc Two:

The Trio:

1. Down And Out (5:27)
2. Undertow (4:46)
3. Many Too Many (3:31)
4. Follow You Follow Me (4:03)
5. The Day the Light Went Out (3:12)
6. Behind The Lines (5:31)
7. Duchess (6:37)
8. Guide Vocal (1:21)
9. Duke’s Travels (8:38)
10. Naminanu (3:52)
11. Man Of Our Times (5:35)
12. Turn It On Again (3:52)

Descargar:

Audio mp3 320@kbps:
1, 2.

13 comentarios en “Genesis: The Essential Prog Collins’s Years (1976-1980)

  1. Fantástico!!… y si le añadimos que “A Trick of the Tail” y “Wind & Wuthering” son (musicalmente hablando y analizando tema por tema y fragmento por fragmento) los mejores discos de la banda, y “Seconds Out” claramente el mejor directo de su historia, pues ya está todo dicho.

    Me gusta

  2. Hola, Leonardo y demás amantes del progresivo:

    Suscribo tu comentario a esta entrada. Yo fui uno de los muchos cuyo primer acercamiento a Genesis fue en los años 80, cuando ya eran sólo trío, exactamente a partir de “Mama”; de hecho, el Genesis con Peter Gabriel y Steve Hackett, cuando lo conocí, me resultó extraño. Luego, con el paso del tiempo y unas cuantas escuchas atentas a los discos de esa era, descubrí maravillas como “Foxtrot” o “Selling England by the pound” (“The lamb…” me costó apreciarlo mucho más); incluso “Trespass” (con una formación bien distinta) me gusta, pero reconozco que “Nursery Cryme”, siendo un buen disco, nunca ha sido de mis favoritos. Con todo, “A trick of the tail” y “Wind & Wuthering” son, ambos, magnífificos trabajos, y me decanto sobre todo por el segundo, con ese tono de nostalgia y melancolía que, como bien comenta Leonardo, introdujo Collins. “Duke”, incluso con las canciones “de relleno”, me impactó desde la primera audición y sigue siendo uno de mis preferidos. En cambio, “And Then There Were Three”, aún siendo un esfuerzo estimable, y mucho más trabajoso que el anterior, no es de mis predilectos. A partir de “Duke”, efectivamente, es otra historia, en la que ya sólo sobresalen, a mi entender, determinadas piezas, siendo quizá el disco homónimo (“Genesis”) el que más suscita mi interés.

    Me gusta

  3. Siguiendo la trayectoria de Peter Gabriel fue como llegue a Selling England y entonces ahí escuche mi primer disco progresivo el cual para mi es el mejor de la banda y quizás de todo el genero progresivo.

    Me gusta

  4. Por mi edad, mi primer acercamiento fue con “Mama”, con sólo 15 años me compré el L.P. y no me cansaba de escucharlo. Mi curiosidad me llevó a indagar en los discos anteriores, hasta que llegué a ” Selling England By The Pound”. Fué amor a primer oída ( y supe que era mí música, a pesar de estar en plena explosión “new wave”). A partir de ahí seguí sus respectivas carreras tanto como grupo, como cada uno de los solistas. No puedo decir que ningun disco me gusta (hasta ” Calling All Stations” tiene su encanto). Junto con Yes, Floyd y Supertramp son mis bandas preferidas…Nací unos años adelantado…

    Me gusta

  5. Respecto a la compilación de Leonardinsky, creo que está perfecta para reflejar, quizás la etapa más productiva (desde el punto de vista creativo) de la era Collins. Sin miedo a equivocarme, creo que las rispideces en la relación entre Banks y Hackett, fue lo que determinó la salida de este último. Prueba de ello fue que sólo la bella Blood on The Rooftops, de principal autoría de Hackett, quedó en “Wind..¨.

    Me gusta

  6. Yo solo tengo los discos de Genesis que van de From Genesis to Revelation hasta And Then Where Three. Duke nunca lo compré porque ya tiene una portada “pop” y en los años 80 (cuando conocí el rock progresivo) ya tenía yo asco a las horteradas de Genesis que sonaban por la radio.

    Pero hoy he escuchado el susodicho Duke entero y la verdad es que me ha sorprendido. Es casi incluso mejor que And then Where Three (a pesar de su portada ochentera). He notado un cierto revival a lo A trick of the Tail. Seguramente me compre el Duke este. También he escuchado los siguentes (Abacab, o como se escriba, Genesis, Invisible touch, We can dance, algo de los discos de Collins en solitario…) una porquería. Me temo que Duke será el último disco de Genesis que me compre.

    Dicho esto, en los discos de Genesis posteriores a Duke y en los de Collins en solitario, he escuchado uno, dos o incluso, en algún caso, tres temas rescatables por disco. Igual también se podría rescatar algo de los tales Mike and the Micanics (aunque no lo sé, porque no me he adentrado por esos lares). Todo esto lo digo, porque si tienes material igual podrías elaborar un CD con lo aprovechable, desde una perspectiva estrictamente progresiva, del Genesis, y sus miembros en solitario, posteriores a Duke. Muchos te lo agradeceríamos.

    Saludos y gracias por mantener esta magnífica página contra viento y marea.

    Me gusta

  7. Ya me estoy empezando a hacer una recopilación que espero me cabrá en un solo CD con las canciones más potables y, más o menos, progresivas de Abacab, Genesis, Invisible touch y We can't dance. Seguramente también incorporaré algunos temas de Phill Collins que carezcan de cursilería y tengan calidad (esto último será difícil, pero alguno caerá). Ya os contaré cómo me ha quedado cuando lo termine (pero tardaré, porque la verdad es que últimamente no dispongo de mucho tiempo).

    Ya comenté que me iba a comprar el disco Duke. Todo un hallazgo. Los cuatro primeros temas son impresionantes, para mí de lo mejorcito de Genesis (especialmente la caña del tema 4). Luego del 5 al 7 son bastante buenos, aunque sin llegar a la obra maestra. Del 8 al 11 hay que soportar las cursilerías de Collins, que como muy bien explicaste, apreciado Leonardinsky, ahí es donde empezaron esas canciones repelentes… Finalmente el tema 12 es bastante bueno, aunque demasiado descaradamente a Los Endos (de su disco A trick of the Tail). Por tanto, aunque el final está bastante bien, podría ser aun mejor.

    Los temas flojos de Duke creo que son perdonables, puesto que el disco dura 55 minutos y, por tanto, casi se los puede considerar como extras sin importancia.

    Sobre tu comentario: veo que dices que el Genesis que va de 1976 a 1980 intenta recoger el legado de Gabriel. Esto me recuerda a la polémica que se ha producido durante años: porque por un lado están los que consideran que Peter Gabriel lo era todo para el grupo mientras estuvo en Genesis, mientras que por otro están los que afirman que Gabriel solo era central en la puesta en escena mientras que los discos eran creaciones de todo el grupo. Este último grupo de defensores de Genesis como grupo, y no como músicos comparsa de Gabriel, se apoya en que cuando después de 1976 se publicaron los nombres de los compositores de cada canción del grupo (con Gabriel), se vio que todos, y no solo Gabriel, escribían. Además, alegan que el estilo de Genesis se mantuvo tras la salida de Gabriel, mientras que Peter Gabriel sacó discos mucho más pop. Lo cual demostraría que la esencia de Genesis estaba en todo el grupo y no en Gabriel.

    No sé si querrías opinar al respecto. Me gustaría mucho conocer tu opinión, ya que seguro posees datos importantes al respecto.

    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s