Yes – Fly From Here (Japanese Edition 2011)

Fly From Here es el vigésimo álbum de la banda, el primero en estudio desde el lanzamiento de Magnification (2001), la más larga distancia hasta la fecha entre dos álbumes de estudio de Yes. También es el primero y el ultimo con el cantante canadiense David Benoit como vocalista, quien sustituyó por un tiempo a Jon Anderson. Antes de unirse a Yes en 2008, David se desempeño como vocalista en Close to the Edge, una banda canadiense tributo a Yes, por más de diez años.

Trevor Horn, quien fue el cantante principal de Drama (1980) y su respectiva gira promocional también produjo su siguiente álbum 90125 (1983) y co-produjo el siguiente álbum Big Generator (1987), ahora regresa a Yes también como productor en este álbum. Además el tecladista de Drama Geoff Downes también regresa a la banda para este álbum, tocando “la mayoría de los teclados”, tras la salida de Oliver Wakeman, quien ya había contribuido tanto a la escritura del disco y parte de su grabación.

La pista del título del álbum se basa en una canción de más de 30 años que los Buggles Downes y Horn habían compuesto para Yes, como un Demo en 1980, antes de unirse a la banda. Como curiosidad en los primeros ensayos de esta canción aparece Bill Bruford en la batería. Fue grabado más tarde como un Demo de estudio con el staff completo de Yes en Agosto de 1980, pero descartado de Drama, sin embargo, fue interpretado en la gira como parte del setlist estable de la banda.  Una versión en vivo de esta gira en el Madison Square Garden aparece en The Word Is Live (2005). Después que Yes se disolvió en 1981, Horn y Downes grabaron otro demo de esta canción (esta vez como un conjunto de dos piezas) para su posible inclusión en Adventures A Modern Recording, el segundo álbum de Buggles (1981), pero también se quedó fuera del álbum. Así este demo fue lanzado como bonus track en la Re-edición del 2010 por ZTT. Esta nueva versión de Yes marcará la primera vez que se registra en un estudio de grabación de manera terminada Fly From Here, con las partes I y II sobre la base de la dos anteriores partes de la canción. Según Squire, la canción es la undécima pieza épica de la banda, su primera en 15 años, de casi 25 minutos.

Life on a Film Set se basa en Riding a Tide, otro demo de Buggles que fue lanzado por primera vez en el 2010 también en Adventures A Modern Recording. Las otras canciones son nuevas como “Solitaire”, una pieza solista y acústica de Steve Howe y mi favorita, el melódico y vertiginoso: Into The Storm.
La portada fue diseñada por el artista Roger Dean, que ha creado muchas cubiertas de álbumes de la banda.

Tracklist:

1. Fly From Here – Overture (1:52)
2. Fly From Here – Pt. I – We Can Fly (6:00)
3. Fly From Here – Pt. II – Sad Night at the Airfield (6:41)
4. Fly From Here – Pt. III – Madman at the Screens (5:16)
5. Fly From Here – Pt. IV – Bumpy Ride (2:15)
6. Fly From Here – Pt. V – We Can Fly Reprise (1:40)
7. The Man You Always Wanted Me to Be (5:04)
8. Life on a Film Set (4:58)
9. Hour of Need (3:04)
10. Solitaire (3:26)
11. Into The Storm (6:52)
Personnel
  • Benoît David – lead vocals
  • Chris Squire – bass guitar, backup vocals, lead vocals on “The Man You Always Wanted Me to Be”
  • Steve Howe – guitars, backup vocals
  • Alan White – drums
  • Geoff Downes – keyboards
Additional Musicians;
  • Oliver Wakeman – additional keyboards on “We Can Fly”, “We Can Fly (reprise)” and “Hour of Need”
  • Trevor Horn – backup vocals, additional keyboards
  • Luís Jardim – percussion
  • Gerard Johnson – piano on “The Man You Always Wanted Me to Be”
Production
  • Tim Weidner – mixing and engineering
  • Trevor Horn – producer, co-writer.
Descarga 

    37 comentarios en “Yes – Fly From Here (Japanese Edition 2011)

    1. Por el momento he quedado gratamente impresionado por Into The Storm, por el momento mi favorito del álbum. Su factura dínamica y optimista, su sincronidad entre la linea de Howe y Squire, me trae reminiscencias de algunos pasajes más encendidos y melódicos de Relayer, Phoenix de Asia, y a la vez algo nuevo e interesante.

      Benoit calza aquí a la perfección con el todo.

      Me gusta

    2. Le felicito leonardo por el post, a mi gusto fly from here es digna de esta magnifica banda, ya hay que dejar de llorar por anderson y wakeman, este album me recuerda mucho a drama, hay que alabar a estos señores que a pesar de la edad que tienen hayan sacado un disco correcto, bien producido, saludos

      Me gusta

    3. Pues yo me hice algunas ilusiones cuando escuché el single pero creo que el disco quedó lejos de mis expectativas. Yo esperaba que luego de una década de no grabar y tras dos años de gira, el grupo estuviera lleno de ideas y conceptos nuevos que plasmar, pero con sus 47 minutos este disco es el más corto de los últimos que han grabado y también el menos complejo y sofisticado. Ni siquiera le veo muchos puntos de similitud con Drama pese a lo que tanto se venía anunciando. Creo que al final pesó mucho la ausencia creativa de Jon Anderson y su aureola de misticismo y espiritualidad. Más que un trabajo de conjunto yo veo una producción dominada por las ideas de Howe y Squire, incluso cada uno tiene su propio tema. El tema de Squire cantado por él mismo, me parece muy melódico y agradable pero poco compatible con el estilo de Yes, mientras que el instrumental acústico de Howe lo encuentro un poco más consistente por estar en una vena sinfónica similar a Mood for a Day o a Surface Tension. Creo que el tema estelar es la epónima Fly from Here, aunque también destacan Overture y su secuela Madman at Screen, creo que estos dos temas junto con la curiosa instrumentación de Bumpy Ride representan lo más “experimental” del disco. También me llamó la atención Life on a Film Set aunque extrañamente me recuerda en algunos pasajes a una canción ochentera de Steve Hackett llamada Overnight Sleeper. Quizás eso sea lo más sobresaliente para mi gusto. Para alivio de muchos Benoit David desistió de imitar a Jon Anderson aunque creo que tampoco imita mucho a Trevor Horn salvo en algunos pasajes, es más, por momentos parece entonar un poco como el vocalista de Rush, en fin, creo que este muchacho sigue sin definir un estilo propio. Tampoco vi brillar mucho a Geoff Downes, pese a algunas buenas intervenciones pasa un tanto desapercibido, quizás por integrarse casi al final. En fin, salvo opiniones más autorizadas y experimentadas esos son mis puntos de vista personales… personalmente me siento un poco desilusionado y temo que a futuro este material resulte poco trascendente y repercutivo.

      Me gusta

    4. Seguramente que si buscamos el yes de antes no lo hallemos. Hay que convencerse, este es un Yes diferente, aún no sé cuánto peor o cuánto mejor – y ni sé si me interesa decidirlo – pero sí diferente. No digo nuevo: hay mucha reminiscencia de la época con los Buggles y, a mi juicio, también de la influencia de Sherwood, como una bastante evidente toma de distancia con respecto a la mayor influencia de Anderson en otros momentos. Y también diré que Benoit David me parece mucho más ajustado aquí que penosamente teniendo que lidiar con el fantasma de Anderson cuando cantaba los clásicos temas en las giras. Benoit David es un buen vocalista que se lució bastante en la banda canadiense Mystery, pero lo eligieron por haber estado en una banda tributo a Yes. Quizás esperaron que disimulara la ausencia de Anderson en los escenarios, pero en pistas grabadas la cosa es distinta. Si no se le hace más a la medida, el podre Benoit se iba por la alcantarilla. Por eso no se puede extrañar a Anderson, porque este no fue un álbum pensado para él, aunque sin duda podría haberlo cantado igual. Y en cuanto a los teclados, me parece que no tienen gran protagonismo sino que aparecen en soporte del destaque de Howe – sobre todo – y de Squire. A mí en términos generales me gusta lo que hay en este disco, sin locas pasiones, sino más bien con un discrto agrado. Es cierto, tiende más al AOR, pero esta gente debería hacer TAOR (Third Age Oriented Rock). Perdón por la ironía, sin ánimos de ofensa…
      Celebremos que 40 años después, hay un Yes dando vueltas por ahí y agregando hojas a su historia. Cuando salió Drama, me decepcioné mucho, me pareció que traicionaban su propia historia y sí, lloramos por Anderson y Wakeman, no queríamos a Downes y Horn (¿quiénes eran, al fin y al cabo?) Cuando Yes salió con 90125 ya nos rasgamos las vestiduras: ¡Yes tecno! ¿Y el Prog donde quedó? Cuando salió Big Generator ya todo se había derrumbado. El mercado se había tragado la calidad. Sin embargo, desde el hoy, vemos más indulgentemente aquella etapa. Igual que con Talk, un disco bastante pretencioso. Open Your Eyes – a diferencia de muchos otros – me gustó y me pareció, dentro de sus concesiones al Pop, bastante bueno. En fin, que los tropiezos de algunos momentos suelen después amortiguarse y uno puede apreciar mejor, con más distancia y sobre todo más lejos de las expectativas que cada cual se había hecho. Al fin y al cabo, en mi caso, esperaba un disco de Yes sin Anderson ni Wakeman – y sabía que así sería – y lo que encontré fue eso: un ñalbum de Yes sin Anderson ni Wakeman, pensado para un Yes sin ellos, para un Yes diferente.
      Hasta pronto y saludos desde Uruguay
      Los espero en http://abbeyroadcostaazul.blogspot.com

      Me gusta

    5. El disco muy es malo, definitivamente. Después de 40 años de carrera y 10 de silencio, uno esperaría algo muchísimo mejor. Me parece una estafa. Siguen usando la marca Yes como anzuelo para que gastemos nuestro dinero en entradas y discos sin inspiración. A Howe no se le cae una sola idea en todo el disco. No interactúa con la banda, se la pasa zapando sobre todos los temas sin mostrar ni una frase determinante, distintiva, no hay ni un riff memorable, nada… Es un enfermo de su ego que ya nunca va a superar su buena época. Me siento defraudado como fan, pero a la vez feliz porque en estos 40 años de Yes y 10 de silencio sin disco nuevo, yo también crecí y aprendí a disfrutar otras músicas tan buenas o mejores que la de Yes. Hay tanto para escuchar… porque pasarse la vida esperando que estos tipos den algo que ya no tienen?
      Además sin Anderson no es Yes, es solo marketing sin música detrás.
      Saludos cordiales!

      Me gusta

    6. Hola! Luego de haber escuchado varias veces el disco, debo reconocer que si bien no me resulta desagradable (diría es bonito, amable y correcto), tampoco me parece un gran disco, luego de tanta espectativa… es como que le falta algo, tal vez un poco de emoción. Y decididamente no echo la culpa a la ausencia de Anderson (me remito a sus últimos trabajos solistas, más bien insulsos), ni a la de don Wakeman, quien si bien es un gran músico, no se ha caracterizado por su gran originalidad (es uno de los mejores ejemplos de autoplagio de la historia musical), ni por su participación creativa dentro de Yes (siempre fue algo así como una estrella invitada). En sintesis: el disco es grato de escuchar, breve, y suena como Yes, pero le falta energía, agrada pero no conmueve. David se luce como buen cantante, en su versión más autentica hasta ahora. A Downes no le pidamos que sea un tecladista “vedette”, porque no lo es, es un muy buen musico que se integra dentro de la banda. Estaría bueno que en vez de ser una aventura fugaz, esta formación continuara en la búsqueda y nos obsequiara algo nuevo muy pronto…

      Me gusta

    7. Leyendo comentarios sobre este disco en otros foros me enteré que el tal Benoit David, siguiendo una práctica cada vez más habitual (que a mi no termina de gustar), no sólo forma parte de Yes sino que también milita a la vez en una nóvel banda llamada Mystery. Sólo por curiosidad me puse a buscar su disco lanzado en 2010 en donde también participa Oliver Wakeman como músico invitado, y debo reconocer que el material me dejó bastante sorprendido. Al fin he podido conocer al verdadero Benoit David y su real estilo de cantar, muy diferente al imitador y errático cantante que he conocido en Yes. Sin duda tiene una gran voz, no entiendo porque en Yes no desarrolla ese mismo potencial. Desde luego que la música de Mystery es distinta y nada tiene que ver con el progresivo clásico, sino que es un rock más contemporaneo tipo Rush y Dream Teather que algunos han etiquetado como “neo-prog”. Como sea, se trata de un material interesante, fresco, energético y cohesionado que tiene sus buenos momentos, y lo más relevante es que aprovecha mejor las potencialidades de este cantante. Yo no se si muchos ya lo habían escuchado, pero yo no. Aquí hay una muestra en YouTube: http://www.youtube.com/watch?v=PKNguy8cTIc , se trata del tema Wolf, en mi opinión uno de los más logrados y representativos del sonido del disco. Saluds

      Me gusta

    8. Como en todo, siempre hay diferentes criterios. We can fly me parece una interesante producción, si bien no es el YES de antaño, efectivamente es un YES diferente. Ya en épocas anteriores hubo cosas diferentes de YES, a algunos les gustó, a otros no. A lo largo de la historia de YES se han tenido muchos cambios, si hacemos memoria Chris Squire es el único miembro original que perdura en el actual YES ¿será porque es el propietario del nombre? Finalmente habrá que aceptar que hoy por hoy, este es el YES actual. Para mí, como a muchos, no me pareció la salida de Jon Anderson, pero no porque ya no este él o Wakeman, ya no es YES. ¿Recuerdan cuántos tecladistas ha habido?
      Lo importante es que se siga haciendo buen rock progresivo o como le quieran llamar a este estilo tan basto. Por cierto, hablando de buen progresivo, quiero recomendar al grupo sueco Moon Safari que tiene tres buenas producciones (la última no tanto, pero destaca “A kid called panic”), sobre todo Blomljud de 2008. Aquí les dejo el link del grupo para quien quiera saber más de ellos. http://www.moonsafari.se/. En YouTube hay varias canciones de ellos y buscando en la web encontrarán las descargas o en iTunes se pueden comprar, para mí vale la pena su música.

      Me gusta

    9. Ciertamente después de haber escuchado todo el disco dos veces quito mi crítica… Bórrenla! El disco es excelente! Lo único que critico es que la batería de Alan White está muy por detrás en la mezcla, parece que Trevor Horn estuvo produciendo mucha música Pop y se le olvidó que en el rock la batería debe sonar “Duro”! Y que, por qué, si al durar sólo 47 minutos, la versión extendida de “Hour of need” se encuentre sólo en la versión japonesa, cuando tenían suficiente espacio para ponerla en el resto de las ediciones… A los que critican a Yes por haber cambiado a Jon Anderson no se les debe olvidar que los músicos vivimos de ésto y siempre tenemos que estar dependiendo de las manías de los cantantes, que no son gente nada fácil… Igual si el disco fuera instrumental hubiera sido excelente, pero el público exige siempre que alguien cante… Y la mejor solución fue Benoît David… No es un nuevo Close To The Edge, ése disco ya existe y es irremplasable (Salco para Bill Bruford) pero es ciertamente lo mejor que sacado Yes en años… Aunuqe soy defensor de Magnification y The Ladder… Y los retrógadas que quieren que Yes grabe exactamente los mismos discos de los 70's no se los olviden que 40 años han pasado, estamos en el año 2011, los de Yes tienen más de 60 años de edad cada uno, si quieren tanto a ésos discos viejos escuchénlos de nuevo y no escuchen lo nuevo de Yes, yo por lo menos disfruto cada etapa de ésta gran banda y si hubieran grabado 40 veces el Close To The Edge o el Relayer ahora más bien los criticarían de “Monótonos” Criticar por criticar, para éso está el ser humano…

      Me gusta

    10. Retrospectivamente este álbum ha sido lo mejor desde KTA (1997), en el sentido de ser un álbum orgánico donde cada uno de los miembros de la banda entrega su propio aporte de manera más o menos democrática y no tan solo cómo “la aventura individual” matizada por el resto de los músicos de Yes, como lo fue Talk (Rabin), Open Your Eyes (Squire-Squewood) o The Ladder (Anderson).

      El trabajo de producción es soberbio, lleno de detalles en la mezcla que nos permiten apreciar distintos enfoques cada vez que lo volvemos a escuchar, tal y como muchos otros clásicos de Yes tales como Fragile o Tormato.

      Si bien aquí hay muchos elementos de la Drama Line-up, el resultado final esta más lejos del synth-pop de los Buggles y en cambio más cercano al sonido clásico progresivo de Yes. Pese a que mucho de este álbum fue desarrollado a partir de los demos de Trevor Horn. (Incluso me atrevería a decir que Madman in the Screens debe ser un demo desconocido de Horn y Downes para The Buggles, que jamás vio la luz hasta ahora, y es que no parece un tema compuesto entre 2010-2011 como Into the Storm o The Man You Always Wanted Me to Be, sino que por el estilo de los arreglos los coros, y todo parece ser propio del espíritu de 1980, así que no me sorprendería que mas adelante confiesen que no es una nueva composición.

      Muchos dirán, pero bien, no esta Jon, así que esto no puede ser considerado un álbum de Yes. Y en eso se equivocan. Jon Anderson si bien fue un elemento orgánico durante los 70s, y marginado en los ochenta, llegó a ser predominante en Yes desde Unión (1991), al mismo tiempo había comenzado a ser un elemento disonante, que ha tenido la tendencia a opacar al resto de los miembros de la banda como lo fue en The Ladder.

      Un álbum relajado, equilibrado y muy bien hecho.

      Me gusta

    11. Respecto a Madman at the Screens, yo tambien tengo una opinion similar a la tuya leo, pero no sobre una demo Buggles, si no mas como una composicion Wetton+Downes. Parece como si a una melodia tipo Icon, se le hubiera añadido coros al estilo Yes y ritmos “stop&go” clasicos de Howe.

      Este año debia salir un Icon IV (si seguimos la cronologia), habra influenciado algo Downes con alguna composicion?

      Me gusta

    12. Hola queridos Yesfans, soy coleccionista de Yes desde 1983, he escuchado y conocido de ellos más que quiza cualquiera de ustedes. Pero basta de presentaciones y al grano “Fly From Here” no nos presenta nada nuevo bajo el sol, el disco completo incluido el solo de Steve Howe estan basados en viejas canciones que antes no prosperaron por varios o un motivo alguno. De creatividad casi nulo de buenos arreglos algo que quedo de Oliver Wakeman. uuuffff pobre Oliver le sacaron el jugo y chao. Hace un tiempo vimos a Asia Original en su gira “All for the Money” y creo que Howe sigue gozando de esto con Yes, se trajo a Horn y Downes para evitar pagos de derechos y regalias por usar viejas ideas. Además para los incondicionales de Jon Anderso les digo que “Fly From Here” es tan fome como “The LIving Tree” de Anderson Wakeman, eso sin desmerecer que Jon es el alma de Yes con personalidad y peso, no como Benoit David que es un empleado de Howe-Squire a su disposición.
      Amigos con los años todo envejece Yes y nosotros también, Yes ya no hace discos para todos como “Close to the Edge” que nos gusto a mucho sin excepción, hoy a algunos les gusta a otros no es parte de envejecer, madurar y cambiar nuestras expectativas…evolucionar para mejor o peor según cada uno de nosotros.

      De todas formas creo :

      “En el octavo dia Dios creo a Yes”

      y debemos dar gracias por ello

      Me gusta

    13. Amigo “qoquaq_chile” gracias por tu comentario pero en lo unico que estoy en desacuerdo es en lo que dices respecto a Jon Anderson.Es verdad que su disco fue un fiasco pero sus composiciones en Yes siempre fueron de un nivel superior y siempre se manejo con un estilo diferente ahi.
      Alguien dijo que Jon es arma de conflictos en la banda…puede que tenga razon y es por eso que prefiero que no vuelva pero que no se sospeche de su talento actual por favor.
      Por ultimo “Geoff Downes” ponete las pilas!!!!

      Me gusta

    14. Pues ahí va otra opinión más.
      Como músicos estos chicos son perfectos, y este disco no es más que la evolución de la música propia de Yes y las de cada uno de ellos mismos, y en mi opinión lo han hecho con notable alto, si no sobresaliente.
      Es cierto que no tiene el empuje de otras creaciones, pero ¿quién mantiene la chispa de los 18 años?, pues ninguno, todos evolucionamos y podremos estar más o menos de acuerdo con su tendencia actual, pero siendo lo más ecléctivo y pragmático posible, entiendo que todos estaremos de acuerdo que es una buena creación, aunque espero que la siguiente sea algo más que buena música….

      Me gusta

    15. Nadie espera que repitan veinte veces Close to the Edge o Relayer. Eso sería absurdo. El problema es que cuando cambian lo hacen siempre en dirección Pop. ¿Donde esta la profundidad de Tales from del viejo Yes o Olias de Jon? Por favor, si es que es de risa. Y no digo que vuelvan a esa época, repito, pero deberían reencontrar la profundidad perdida. Y si se trataba de hacer concesiones al pop, pues para eso ya estaban The Buggles: he escuchado los temas originales de las demos de Horn y me gustan muchísimo más que las versiones de Yes. Porque, esos temas están pensados para realzar el sonido de teclados y la voz, pero al meterle el bajo y la guitarra de Yes con sus florituras se cargan el efecto.

      ¿Hemos esperado diez años para esto? Ya sé que el disco “está bien”. Pero, per favor, los discos de Yes siempre han sido impresionantes, y yo no estoy para oir discos que “están bien”, porque hay mucho donde elegir y el tiempo es oro. Open Your Eyes por lo menos era un disco insolente que generaba pasiones. Además por el final tenía su cierto toque de misterio. Pero ahora, ¿dónde estan el misterio y la insolencia que siempre caracterizaron a Yes?

      Confío en que el proyecto Anderson-Wakeman-Rabin salga bien y me quite esta decepción (y aun mejor si fichan también a Bruford).

      Me gusta

    16. Pero es logico, nadie puede esperar un disco epico sinfonico cuando los integrantes son Howe + Downes (Asia) producidos por Trevor Horn, sumandoles a Squire (Y sus influencias mutuas con Sherwood) y a Benoit David (de una banda tributo)

      Desde Luego, el que esperara algo diferente a lo que han sacado, es que no sabia analizar la situacion del grupo en la actualidad.

      Me gusta

    17. Desde 90125 nos han dado siempre, en mayor o menos grado, gato por liebre. Siempre hemos sido muy condescendientes con ellos y eso les ha dado carta blanca para ir tomándonos el pelo mientras que, a lo largo de los años, soñábamos con una obra maestra (a la que solo se acercaron con Anderson, Bruford, Wakeman, Howe). ¡Basta ya de tanta generosidad por nuestra parte! ¡Basta de tanta comprensión y paciencia! ¡Basta ya de justificaciones como que nuevamente han sacado un disco que “está bien”, que es “digno” etc.! Llevamos diciendo, yo el primero, y oyendo, frases como esta desde hace 30 años. Pero, creo que somos todos un público ya mayorcito (tengo 42 años, y creo ser de los más jóvenes) como para saber lo que hay realmente sin camuflarlo con nuestras fantasías (a las que, por cierto, somos muy dados los yeseros).

      90125 estuvo bien como experimento, pero lo que vino después (todo lo que vino después) está INjustificado (no totalmente, pero sí en su mayoría). Y que nadie me diga que pretendo mantener a Yes en un sonido anticuado, porque no es verdad. Modernizarse no implica adaptarse a un estilo simple, poco imaginativo y comodón. En eso NO consiste la modernidad.

      El propio Ian Anderson de los Jethro Tull recordaba que el movimiento progresivo de las décadas 60 y 70 intentaba alejarse del pop y su aburrida simplicidad, pero que en la década del 80 se había retrocedido otra vez al tan odiado por ellos “te quiero baby” y al tic tac de la batería. Por tanto, ser más moderno y progresivo no implica retroceder al archiconocido y facilón pop sino ir más allá. Creo que eso es de cajón.

      Como ejemplo de continua renovación para ir más allá, tenemos a los King Crimson que acaban de sacar un magnífico disco después de una carrera inmejorable. En 1983, solo King Crimson y PinK FloYd eran los únicos grupos que jamás me habían decepcionado. Pero al año siguiente, también los FloYd (sin Roger Waters) empezaron a torcerse. Los únicos que han mantenido su ética inmaculada a la hora de intentar componer calidad son los King Crimson. No os perdais su nuevo vídeo:

      http://eurolatinpresscultura.com/musica/61-musica/602-robert-fripp-revive-a-king-crimson-projekct

      Saludos cordiales.

      Me gusta

    18. A LA LARGA ES MUSICA DE YES Y LOS INTEGRANTES SON EXELENTES MUSICOS..PERO NO LLEGAN A LO QUE ELLOS PUEDEN LLEGAR. SI DEJARIA ESA RENSILLAS,Y ANDERSON VOLVIERA AL GRUPO CREO Q TENDRIAMOS YES PARA RATO Y CON LA MARAVILLOSA MUSICA QUE SIEMPRE TENDRA YES,,CUANDO ARMONIZAN,,UN ABRAZO A TODA LA GENTE LINDA Q ESCUCHA YES ,,YES POR SIMPRE….

      Me gusta

    19. Por cierto, soy defensor de The Ladder y Magnification como los mejores discos de Yes desde su separación en 1980! Temas como Homeworld, New Language, In the Presence Of, Magnification y Dreamtime son de los mejores que compuso Yes en toda su carrera, Son excelentes discos, solo que nadie los apoyo, y Yes hubiera podido mejorar mucho pero, por culpa de sus “Fans” que esperaban que volvieran a grabar Close To The Edge 10 veces más, Yes, y sobretodo Jon Anderson, no tenían motivación para sacar más discos. Creo que hasta el fin de mi existencia seguiré sin entender porque a los que se dicen “Amantes” de Yes no les gusta ésos discos… Esos dos y Anderson Bruford Wakeman Howe y Keys to ascension fueron los unicos 4 discos de Yes que para mi valen la pena después del “Drama”, para mi 90125, Big Generator, “Onion”, Talk y Open Your Eyes simplemente no existieron, o debieron llamarse “No” en lugar de “Yes”.

      Me gusta

    20. DOWNES NO SIRVE! Bueno, acabo de ver imágenes de uno de los últimos conciertos de Yes grabado desde el público con execelente imágen y sonido, el de Camden ahora en Julio 2011 y… Casi lloro!… Geoff Downes fue un gran error, tan acostumbrado a tocar los temas simples de Asia ya no tiene ninguna agilidad en el teclado, de hecho, ningún tema se salió bien en todo el concierto! Lo peor es Heart of the Sunrise, nunca había visto alguien tan “Tieso” tocando ése tema, y con una sola mano! Es decir, en la parte antes del solo de piano, mientras Wakeman hacía la melodía de sintetizador con la mano derecha y con la izquierda el Hammond, Geoff Downes no solo se limita a hacer la melodía solamente con la mano derecha, sino, que no lo hace a tiempo! Las 4 veces que se repite se queda rezagado, y éso que tocan el tema más lento que lo normal, después viene el sólo de piano y, realmente, había que bajarlo del escenario! Como se extraña no tanto a Wakeman, sino a Patrick Moraz, Igor Khoroshev que tocaba todo a la perfección, Tom Brislin que casi desbanca a Wakeman como el mejor tecladista que ha pasado por Yes por su gran performance en el DVD Yesymphonic. hasta Tony Kaye y Oliver Wakeman tocaban ése tema a la perfección! Todos los temas asi, Roundabout, un solo deprimente de teclado, las melodías en el Hammond fuera de tiempo, Yours is no Disgrace lo mismo, y Owner of a Lonely Heart también, un tema que lo toca hasta un novato!, ni siquiera los temas que grabó y toco en gira el mismo Downes con Yes como Tempus Fugit y Fly From Here le salieron bien!… Otra cosa, los sonidos que escogió en los teclados… Suenan a Casiotone! Además de un Chris Squire obeso que le cuesta respirar y cantar, un Benoit David que no llega bien a las melodías agudas y desafina bastante, un Alan White tocando lento los temas, y Steve Howe… Con ganas de salir corriendo! Todo el concierto se la pasó viendo a Downes con cara de “Y éste que está haciendo?” Ahora si que no creo que dure mucho Yes, o por lo menos Downes en el grupo, todo parece que van a tener que llamar de nuevo corriendo a Oliver…

      Me gusta

    21. Estoy de acuerdo con Cazabonne que Downes no tiene la versatilidad ni el talento interpretativo de Oliver, Khoroshev, ni hablar de Wakeman o Moraz. Eso también fue un problema en la gira de Drama. Pero Downes tiene lo suyo de manera personal y única, no sólo y a diferencia de otros tecladistas es un gran compositor, sino además es un gran productor y gestor de excelente música.

      El gran problema es que Chris Squire no entiende que no e puede hacer la misma música con distintos músicos, un buen arreglista sabe que se debe adaptar el repertorio y los arreglos de acuerdo a la química propia de la banda en gira. Y para eso no pueden seguir tocando lo mismo y del mismo modo que han tocado desde 1997. Al menos Rabin se tomaba la molestia de llenar los espacios no sólo de la guitarra, sino además de las partes del teclado al momento de reinterpretar los clásicos de los setenta

      El gran problema es la porfia y tozudez de volver a hacer lo mismo y de la misma manera que antes, naturalmente que Downes no puede llevarles ese paso, y David suena imitando a Anderson, lo que al final resulta un completo fiasco sobre el escenario que dejará a la mayor parte de los fans muy decepcionados.

      La única manera de salvar esto, es adaptar los temas a la nueva realidad de la banda, probablemente abandonando el recargado sonido progresivo hacia un sonido más electronico, atmosférico, jazzistico e instrumental, que permita a Downes hacer lo que sabe hacer con sus texturas de sci-fi y sonidos envolventes propias de su factura. Además de bajar una octava el tono de la música para que la voz de Benoit encuentre su centro natural como en Fly From Here.

      Justamente son los nuevos arreglos sobre el escenario lo que hacían interesante las nuevas encarnaciones de Yes, a fin de permitirles a cada uno de sus músicos mostrar nuevas facetas así como su nuevo material en vivo. Entiendo que Squire tiene cierto código para hacer las cosas, como no hacer middles de la música de Yes y tocar lo más aproximado al registro en Studio, pero también es preciso ser flexible para seguir estando vigente.

      Espero que cambien los arreglos y encuentren un nuevo sonido, sino no voy a gastar un peso en ir a verlos cuando pasen por acá.

      Me gusta

    22. Bueno, el video realmente me asustó, pues, por más que sea el comienzo de una gira con un nuevo tecladista éso no pasa con músicos profesionales, está bien que un nuevo músico en una banda se equivoque en uno o dos temas y en partes muy específicas, pero en todos los temas?Y si bien, como dices, Downess es un buen tecladista y arreglista, un tema como Heart of the Sunrise no lo toca cualquier tecladista! Ya di la lista de los que lo tocaron bien, siempre guardo el recuerdo a cuando vi a Yes en Paris en el 2000 y lo impresionado que quedé con Igor Khoroshev, lástima lo del escándolo sexual que lo alejó de la escena, sino él hubiera sido un buen “Eterno reemplazo” a las idas y salidas de Wakeman del grupo… En cuanto a los arreglos es verdad, ayer estaba viendo el DVD de ABWH An Evening of Yes Music Plus y pensé “Y por qué no tocaron más ése arreglo de I've Seen all Good People que quedó tan bien?” (El que al final siguen con el coro cambiandolo de tonalidades y cada hace un solo, incluyendo los “Músicos de apoyo”) O el gran Medley de la gira de Tormato? De repente con otros temas… Y bueno, de repente era muy precipitado de parte de ellos de poner a tocar a Downes un tema tan difícil como Heart of the Sunrise, pero los otros no lo son y aún asi no los toca bien! Esperemos que se sintiera mal ésa noche, o estaba borracho, y que la cosa mejore.. Pero el resto de la banda tampoco se escuchaba muy bien, igual lei por ahí en un blog que citaba una supuesta entrevista de Chris Squire en la que él decía que Geoff Downes fue “Impuesto” en Yes por Trevor Horn, casi que o tocaba él o no producía el disco, y que fue muy dificil decir Adios a Oliver Wakeman… Si eso es verdad sería el mismo caso de siempre con Yes: Siempre dejándose llevar por los productores, managers o disqueras…

      Igual, hablando del DVD de ABWH, ahí se ve también otro gran músico que no “Pegaba” con Yes: Jeff Berlin, uno de los mejores bajistas que he escuchado en mi vida, pero por más que toque todo el repertorio a la perfección no suena a Yes (Utliza un sonido muy jazzístico, y toca con los dedos mientras Squire con un “Pick”) Igual puede que pase lo mismo con Downes. El debería contratarme para hacerle los sonidos de los teclados que yo tengo varios “Presets” de sonidos de Yes en los míos!

      Me gusta

    23. El problema es que Downes no es un tecladista de sesión ni de gira, él más bien es un compositor/productor, y en segundo término un tecladista que juega mucho con la improvisación y los sonidos de corte atmosféricos y envolventes. Eso no sería ningún problema en una banda, pero el problema es que se le esta exigiendo lo mismo que aun tecladista de gira de Yes, vale decir tocar a la perfección las partes que corresponden a los arreglos que han usado desde la gira de Open Your Eyes (1997). Naturalmente que Downes va a quedar sobre pasado tratando de llevar semejante ritmo de tal modo que parece al verlo que los teclados se le están viniendo encima en avalancha. Y en ese sentido Oliver lo hacia mucho mejor, puesto que su especialidad es interpretar con virtuosismo y talento la música que se le pida del mismo modo que Khoroshev o cualquier otro tecladista en gira.

      He visto muchos tecladistas virtuosos pero al momento de componer música, son incapaces de proponer algo creativo y original. Me imagino que en la vida no se puede tenerlo todo. En el caso de Downes su fuerte esta más en lo creativo que en lo estricta y mecánicamente profesional. Claro que el problema radica que Squire al parecer no se siente muy cómodo en darle el mismo status a todos dentro de la banda y ha creado esta extraña categoría de “músico en gira”, que en la practica se trata de llenar los zapatos de Wakeman sobre el escenario, cobrar su paga, y sin ingerencia en los asuntos creativos, ni de gestión ni opinión respecto a lo que se hace sobre el escenario. Es allí donde Downes se nos sale del esquema, puesto que no sólo colaboro activamente en la música de Fly From Here sino además fue un elemento activo en la elaboración de muchos de sus arreglos.

      Quizás el poner a Downes en este dilema es una manera asolapada y cobarde de darle pronto de baja, lo cual sería otro des-acierto más en la trayectoria de la banda. Puesto que sólo bastaría con cambiar los arreglos y el setlist para ajustar la música a ésta nueva versión de Yes. Claro que no sería a lo que estábamos acostumbrados y que a muchos les resultaría escandalosamente diferente, sin embargo, en el plano estrictamente musical sería un espectáculo decente, creativo y novedoso que bien valdría pagar por ir a presenciar.

      Me gusta

    24. El único repertorio que le serviría es el de Rabin, pero estando Steve Howe en la banda uno podría empezar a olvidarse… Pero bueno, yo también me alegré cuando vi que volvía Downes a la banda, el trabajo de teclados que hizo en Drama fue excelente, y me gusta mucho lo que ha hecho con Asia (Y todavía me pesa no haber ido al concierto de Asia cuando yo vivía en Madrid hace cuatro años porque tenía que trabajar!)a mi siempre me ha gustado cada integrante que ha pasado por la banda, no soy de ésos “Wakeman obsesivos” y te digo, yo vi a Yes con Wakeman en Paris en el 2002 y Wakeman se equivocaba bastante con las notas, cosa imperdonable entre músicos, y extrañé el concierto que vi dos años antes con Khoroshev y la prestación de Brislin en Yessymphonic… No se equivocó tanto como Downes en éste video pero era su propio repertorio! Y la gente no se da cuenta que Wakeman ya no es el mismo, y lo que se extraña en Yes es más bien la “Sangre nueva” ya que hablamos de un grupo cuyo repertorio no es nada fácil, si agarramos hasta uno de los temas más tocados de la banda como Roundabout, es un tema maratónico! Yo una vez intenté tocar todo el Fragile con unas partituras que conseguí y llegué hasta la mitad y ya me dolían las manos! Y Heart of the Sunrise es un tema “Mata tecladistas”, bueno y bajistas, bateristas, cantantes y guitarristas! Y bueno, ya para gente que tiene más de 60 años de edad me imagino el agoto físico debe ser tremendo…

      Me gusta

    25. Sobre los que criticais el disco Talk, os quiero decir que más o menos comparto vuestra opinión. Pero, es importante matizar que contiene una obra maestra: Endles Dream. El resto del disco vale que es malo (para ser de Yes), pero Endles Dream para mi es quizá la mejor canción que ha hecho Yes después del disco Drama (y dejando a parte los temas de ABWH).

      Si tenemos que ser justos con Talk, seámoslo en todos sus aspectos.

      Un saludo.

      Me gusta

    26. Talk (1994) no es malo para ser un disco de una banda de AOR, tipo supertramp, Queen, o algún disco Solista de Trevor Rabin o Jon Anderson. EL gran problema fue haberle puesto el sello de Yes.

      Quizás si hubiese sido lanzado en 1990-1, habria tenido mejor acogida, pero ya para 1994 con la llegada de Grunche, la electrónica, el Indi, y la música alternativa en general, no tenia mucho que hacer en ese contexto, y los únicos quienes pudieron haber estado interesados estábamos demasiado decepcionados por el hecho de que Steve Howe y Rick Wakeman no estuviesen en la banda.

      Talk tiene muchos elementos innovadores y es único esfuerzo consciente por parte de Rabin de conciliar el sonido de la banda de 90125 con el bagaje clásico de los setenta.

      Mucho esfuerzo para tan malos resultados tanto desde el punto de vista comercial así como de recepción entre los fans.

      Me gusta

    27. De acuerdo en todo lo que dices, salvo en una cosa: lo que me sorprende es que pongas a Queen y a Supertramp en el AOR. Queen no me parece AOR en absoluto, y Supertrasmp ha tenido algunos elementos AOR a lo largo de su historia, es verdad, pero Crime of the Century y sus otras mejores obras no tienen nada de AOR. Vamos, que no considero que Supertramp haga composiciones superficiales como Boston, Foreigner o incluso Asia.

      Supertramp no se queda en los puros arreglos de estudio, sino que tuvo un cantante magnífico como Roger Hodgson comparable a Anderson, aunque con diferente estilo, eso está claro, y un compositor-cantante influido por el blues (Rick Davies). Supertramp supieron mantener vivo el progresivo a mediados de los 70 cuando entró en crisis (Crisis, What crisis?). Ellos dieron ejemplo de que también se podía mantener la calidad utilizando el mínimo de notas: ponían pocas, pero estudiadas a la perfección.

      Sinceramente, en los 80 me parece más AOR Yes que los propios Supertramp. Y Queen, como digo, en ningún momento me ha parecido AOR. Queen eran heavys y sinfónicos en la década del 70 y en la del 80 se hicieron pop. ¿Pero AOR? Claro que es mi opinión.

      Aprovecho para hacerte una consulta. ¿Tienes idea de cuando perdió Jon Anderson los derechos sobre el nombre de Yes? ¿Fue después de Drama? ¿Sería alguna condición posterior impuesta por Squire para que pudiera regresar a Yes en la época 90125? Y ya sé que la versión oficial es que Jon pidió que el grupo se volviera a llamar Yes. Pero, ¿no será que de alguna manera le pidieron que entregara, o vendiera, sus derechos del nombre?

      Que yo sepa, Yes fue fundado por Jon y Squire y ambos mandaban sobre el grupo, pero hoy el jefe-empresario es Squire, eso está claro. Bueno, si dispones de información al respecto no hará falta que esté aquí especulando. Por mucho que de vueltas al tema del sexo de los ángeles no aclararé nada.

      Un saludo muy cordial y gracias por todo.

      Me gusta

    28. Al respecto del uso del nombre de Yes por la banda de 90125, el mismo Eddie Jobson se encargó de destapar el conflicto entre el antiguo manager de Yes, Brian Lane, quien aun manejaba a Rick Wakeman y a Steve Howe, por la propiedad del nombre Yes con Chris Squire. Y como el incluir a Tony Kaye sólo fue un ejercicio legal para inclinar la balanza a favor de la banda de 90125 para el uso del nombre “Yes”.

      http://leonardinsky.blogspot.com/2011/04/eddie-jobson-rompe-su-silencio-sobre-su.html

      Me gusta

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s