Yes – Full Circle Tour: Merriweather Post Pavilion Columbia, Maryland Friday, August 9, 2002

Al oír los últimos dos discos de Yes en estudio, sabía que tarde o temprano el regreso de Rick Wakeman sería inevitable, por lo que la noticia de su regreso a la banda en Junio del 2002, nos lleno a todos de esperanzas de poder oír un nuevo disco con estos cinco próceres del sonido progresivo. Sin embargo, pese a nunca poder concretar ese sueño, pudieron cumplir una deuda pendiente con el público de fans cuando en 1998 nos quedamos con las ganas de asistir a su gira mundial con la alineación clásica, al dar Wakeman un pie atrás. Tras anunciar el segundo pie de la gira de Magnifcation junto a Rick, sin lugar a dudas debió haber llamado la atención de muchos fans en Europa y Norteamerica sin saber en aquel momento que yo seria uno de esos afortunados, en esta la que sería “la oportunidad” desde 1979.

Recuerdo aquel Verano de 2002, conociendo la costa este de los Estados Unidos, y cuan entusiasmado estaba los días previos de ver la aliniación clásica de Yes. Si bien ya había visto a Yes en su paso por chile en 1998 y la de Rick Wakeman y la English Ensamble en el 2000, siempre había considerado como la alineación clásica representaba el mayor apogeo de la banda y lo fantástico que habría sido para quienes alguna vez fueron a algún concierto con estos cinco elementos sobre el escenario como verdaderos privilegiados.

Viajamos esa tarde desde Alexandria, Virginia hasta Maryland, un día muy caluroso y húmedo, muy diferente a los veranos más moderados y secos propios del clima mediterráneo de la zona central de Chile. Como era muy largo el viaje, hicimos una escala en un restorant de comida del mar. Luego al llegar recuerdo todos esos autos estacionados con algunos fans preparándose desde temprano para entrar al show, uno de los cuales estaba escuchando Wonderous Stories desde su auto. Básicamente era una especie de parque, o recinto en medio de un tupido bosque, con algunos puestos de ventas de cerveza, servicios y souvenirs. A llegar pude ver que se trataba de un anfiteatro muy cómodo rodeado de los típicos bosques muy tupidos y verdes de esa zona de la costa atlántica. Mientras los sonidistas preparaban el audio con el tema de Top of the world del trabajo solista de Jon Anderson, In The City of Angels, buscamos nuestras locaciones que estaban más o menos en medio, algo alejados del escenario. Recuerdo que fuimos los primeros en acomodarnos en nuestras butacas, mientras paulatinamente el recinto se fue llenando con gente que por lo menos nos llevaban 10 años de edad en promedio.

Una cosa que me llamo la atención es la costumbre de vender cervezas en estos espectáculos, y muy particularmente en la cantidades en que se servían, en enormes vasos plásticos de casi un litro, algo que seria imposible de ver en chile, por un asunto de regulación legal, curiosamente ese legalismo exacerbado, no impide que en Chile la gente que asiste a eventos deportivos o públicos cometa todo tipo de desmanes a la propiedad publica y privada, curiosamente, el americano no obstante de tener mayores libertades, generalmente tiende a ser mas respetuoso de los bienes de uso publico así como de lo ajeno.

El Show comenzó como debía de esperarse con Siberian Khatru, en donde la sobresaliente entrada enérgica y protágonica de Wakeman a mitad de la canción despertó al público con una estallido de ovación. Sin embargo, pese a mis expectativas, Rick se veía cansado y algo ausente durante la mayor parte del espectáculo, sin embargo, eso no opacó su usual perfeccionismo instrumental y colorido set de sonidos electrónicos. Sin embargo Howe nos impresiono a todos en el siguiente tema con su solo en America. Como no estábamos muy cerca del escenario sirvió de mucho la ayuda de esas pantallas gigantes en el escenario que nos daban acercamientos de Howe mientras punteaba esa guitarra bluesera color chocolate que parecía un verdadero violín en las manos del maestro. La inclusión de temas ausentes del repertorio de Yes por más de 25 años como Don’t Kill the Whale o South Side of the Sky, el cual nunca había sido interpretado en vivo, le dieron a este show su toque particular, además de la maravillosa interpretación de Revealing of Science of God del clásico Tales from Topographic Oceans.

Mi boleto.

Aun me acuerdo como Jon al ver que un matrimonio había traído a su pequeño hijo de menos de un año al concierto, tomarlo entre sus brazos, saludarlo afectuosamente y entregarlo a sus padres que estaban sentados frente al escenario. Me llamó la atención la gran cantidad de gente de la prensa que se encontraba en esa ocasión asistiendo al show cerca de donde nosotros estábamos sentados. Por otra parte los fans que venían siguiendo a la banda desde los setenta habían agotado las mejores locaciones.

Un concierto maravilloso, con predominio de los bajos de Squire y la batería de Alan White, lo que le dio al show un sonido profundo y pesado, decorado por los intrincados arreglos de Wakeman y el talento ya clásico de Howe y su set de guitarras Gibson y Fenders. Recuerdo que hicieron dos pausas uno después de Revealing y otro antes de Yours is No Disgrace con el cual terminaron el Show. Los solos acústicos de Steve Howe fueron algo diferentes a los que estábamos acostumbrados, dándole a su presentación cierta aura barroca y clásica, además de que Chris Squire incluyera una sección de On the Silent Wings of Freedom en su ya clásico solo.

Mi amiga en Alexandria, no era lo que digamos una fanática del sonido de Yes, más devota del la new age, lo étnico y lo ambiental, había cedido amablemente frente a mi entusiasmo de asistir al show, ella esperaba oír algunos temas de 90125 junto a Rabin como Owner of Lonely Heart, que era el material con que probablemente estaba más familiarizada, sin entender probablemente lo que estaba pasando en el escenario, ni lo especial que era este concierto; pero me consoló saber que al menos disfruto el set acústico de Steve Howe, y el solo de Piano de Rick Wakeman quien interpreto algunas reversiones de clásicos de Yes los cuales venía tocando desde hace algún tiempo en sus conciertos como solista.

Al salir a eso de las 9 de la noche cuando ya se ponía el sol estaban todas esas lemosinas en el estacionamiento que según mi amiga eran para quienes habían bebido durante la presentación. Ella estaba realmente preocupada por los otros conductores al ver que volverían a casa con la cantidad de alcohol que habían consumido durante el show y que ella debería conducir por la misma autopista. Probablemente eso en Chile jamás habría sido una preocupación para nadie, puesto que por desgracia el conducir en estado de intemperancia alcohólica ya forma parte de nuestra cultura de fines de semana.

Sin embargo, de vuelta a casa, todo fue tranquilo y sin sobresaltos, ya era de noche y mientras pasábamos por la autopista decorada por el manto oscuro de la noche, repasaba en mi mente la maravillosa música de la que había sido un testigo presencial, y la cual probablemente nunca más volvería a presenciar, pero que sin embargo, quedaría en mis recuerdos, del mismo modo como en cada uno de los espectadores, ocasión que ahora podemos revivir gracias al registro de David Murray con el nombre de “One For The Sky”, el cual rescata en su integridad la presentación, y su calidad es más que aceptable para un registro de la audiencia y para la cual he diseñado nuevamente el siguiente arte gráfico el cual espero que les guste.


Disc 1

75:52

1. Firebird Suite Intro. 01:18
2. Siberian Khatru. 10:30
3. America. 11:45
4. In the Presence Of. 11:41
5. We Have Heaven. 01:16
6. South Side of the Sky. 09:43
7. Revealing Science of God. 22:18
8. Steve Howe Solo: Leaves of Green. 05:11
9. The Little Gaillard. 02:08

Disc 2

79:42

1. Jon Anderson: Tour Song. 01:45
2. Jon Anderson: Show Me. 04:40
3. Rick Wakeman Solo: Six Wives/Journey~Wonderous Stories. 03:41
4. Jon & Rick: And You and I. 02:20
5. Heart of the Sunrise. 12:42
6. Magnification. 07:14
7. Don’t Kill the Whale. 04:58
8. Chris Squire Solo: The Fish. 03:52
9. Tempus Fugit/Silent Wings/Soundchaser.06:26
10. Awaken. 19:11
11. Yours Is No Disgrace. 12:51

Line Up:

Jon Anderson: vocals
Steve Howe: guitars
Chris Squire: bass
Rick Wakeman: keyboards
Alan White: percussion

Descarga:

Publicado en Yes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s