François Dubet: El fin de la Modernidad.

El “gran relato” de la modernidad se agotó. La historia se impuso sobre el evolucionismo y el historicismo. Los estados y los partidos que se han identificado fuertemente a la modernidad, sobre todo el mundo comunista, se han transformado en totalitarismos sin haber cumplido con las promesas de desarrollo económico y de democracia. El tema de la revolución vislumbrado como parto radical de la modernidad desapareció de nuestro imaginario político; queda únicamente un deseo de rebelión y de justicia que no hace alusión a ninguna “necesidad histórica”. Pero el fin del comunismo no es el fin de la Historia, no se ha engendrado un mundo moderno homogéneo. El desarrollo de los intercambios y del mercado no impidió la multiplicación de los nacionalismos y de los movimientos religiosos más o menos fundamentalistas e integristas, en el seno mismo de las economías más prósperas y de los universos tecnológicos más sofisticados. Aun cuando los flujos de informaciones y de intercambios cubren el conjunto del planeta, la modernidad no es una sola. Lo que se llama globalización no es el triunfo de la sociedad moderna universal.

La declinación dela idea de Sociedad,
François Dubet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s