El Sindrome de Asperger y los Problemas en la planificación o función ejecutiva. (por Christopher Gillberg)

Definición:

La capacidad de planificar a fin de alcanzar una meta, el poder mantener una estrategia con ese fin, manteniendo un objetivo, la estrategia y las acciones, y posponer la necesidad de satisfacción inmediata, son todos componentes importantes de la llamada “función ejecutiva-constructiva’. La Función ejecutiva también puede describirse como: “aquella que es orientada hacia futuras actividades útiles”. La capacidad de concebir planes o entender la relación de causa y efecto son aspectos fundamentales de la función ejecutiva. El sentido del tiempo está estrechamente relacionado con ésta función. Algunos investigadores también incluirían la memoria de trabajo (la capacidad necesaria para mantener la información en la mente para la resolución de problemas), la capacidad de poner atención y la capacidad de controlar los impulsos durante la realización de estas actividades, mientras que otros podrían tratar estos como componentes separados.

Ha sido bien documentado que las personas con síndrome de Asperger tienen serios problemas con esta función ejecutiva, incluyendo aspectos de la memoria de trabajo, atención y control de sus impulsos. También estos problemas son responsables de muchas de las alteraciones funcionales cotidianas mostradas por personas con trastornos del espectro autista. Lo que es menos conocida es la forma en que estos problemas operan. Varios estudios han demostrado el déficit de la función ejecutiva “en una variedad de síndromes neuropsiquiátricos infantiles, como en niños con déficit de atención y hiperactivos. La capacidad de planificar a futuro, la motivación, secuenciación y el concepto de horarios son a menudo poco desarrollados en estas condiciones tal y como lo son en el Síndrome de Asperger. Un pobre concepto del tiempo y la lentitud en muchos individuos con el síndrome de Asperger puede ser uno de sus problemas más discapacitantes.

La experiencia clínica sugiere que la disfunción ejecutiva en el síndrome de Asperger tiende a predecir un mal resultado en cuanto a su educación y su ajuste psicosocial. En los casos con esta disfunción, es muy importante proporcionar la estructura externa en el ámbito educativo, a fin de compensar la falta de habilidades de estructuración interna, y para evitar el caos que de otro modo tiende a desarrollarse en la vida de una persona con síndrome de Asperger.

Se considera que la función ejecutivas están ubicadas en las áreas prefrontales de los lóbulos frontales del cerebro. Durante mucho tiempo, los investigadores creían que estas áreas eran funcionalmente inactivas hasta bien entrada la adolescencia. Pero estudios recientes han demostrado que muchas de las funciones ejecutivas – incluyendo la capacidad de controlar los impulsos – están en funcionamiento ya al primer año de vida. Como ya se mencionó, las áreas frontales del cerebro parecen estar deterioradas o muy poco desarrolladas en el síndrome de Asperger.

El test de Wechsler así como otros test de inteligencia (como los de WISC y WAIS) incluyen subtests que reflejan funciones ejecutivas o de planeación. Codificación y aritmética son ejemplos de tales subtests. Muchas personas con el Síndrome de Asperger, al igual que las personas con déficit de atención e hiperactividad fracasan en estos test. Por ejemplo en el Wisconsin Card Sorting Test, en el que se requiere que el individuo haga una estrategia de acuerdo con la información dada por el examinador, es otra prueba del uso general de estas funciones ejecutivas. Los individuos con síndrome de Asperger a menudo tienen problemas con esta pruebas. Tenemos también el llamado Go/No Go y otros test de Conflictos (audio-visuales), en los cuales se solicita al niño reaccionar frente a ciertos estímulo y inhibir sus reacciones a dichos estímulos. Los niños con síndrome de Asperger obtienen las más bajas puntuaciones en ciertos aspectos de estas pruebas,de manera similar a otros con déficit de atención o hiperactividad.

A Guide to Asperger Syndrome – Christopher Gillberg – Pág 78-79

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s