La identificación del Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) y el Síndrome de Asperger (SA).

La inflexibilidad, las conductas repetitivas, las actitudes pedantes, el perfeccionismo, y todos estos fenómenos obsesivos-compulsivos son parte de prácticamente todos los trastornos del espectro autista, incluyendo el síndrome de Asperger. A veces hay problemas en distinguir el trastorno obsesivo-compulsivo como un diagnóstico independiente del trastorno del espectro autista. Este es particularmente el caso cuando el individuo siente que las obsesiones y compulsiones son fenómenos normales y son una parte integral de su personalidad. No obstante, en los casos con síndrome de Asperger y otros trastornos del espectro autista, siempre que las obsesiones, compulsiones, rituales o insistencia en corregir, limpiar o igualar las cosas son tan incapacitantes como para justificar una intervención específica, se debe hacer un diagnóstico independiente de comorbilidad de TOC.

Aproximadamente el 1% de los niños y adolescentes en la población general tienen síntomas incapacitantes del TOC. Niños y niñas se encuentran igualmente afectados.

Tabla 2.6
Criterios de diagnósticos para el trastorno de personalidad obsesivo- compulsivo (DSM -IV)
Un patrón general de preocupación por el orden, el perfeccionismo y el control propio y la imposición de estos a otros, a expensas de la flexibilidad, apertura y eficiencia, a partir de la edad adulta y el presente en una variedad de contextos (como se indica por lo menos el siguiente cuadro):
(1) Se preocupa por detalles, reglas, listas, orden, organización u horarios de manera que el punto principal de la actividad se pierde.
(2) Su perfeccionismo interfiere con la finalización de la tarea (por ejemplo, no puede completar un proyecto, porque sus propias normas son demasiado estrictas y jamás se cumplen)
(3) Se dedica a trabajar en exceso y sacrifica actividades de ocio y amistades (sin necesidad económica o útil).
(4) Es sobre-preocupado, escrupuloso e inflexible sobre asuntos de moral, ética o valores (no necesariamente relacionados por la identificación cultural o religiosa)
(5) No es capaz de desprenderse de objetos viejos, gastados o sin valor, incluso cuando no tienen valor sentimental.
(6) Es reacio a delegar tareas o para trabajar con otros a menos que se sometan exactamente a su manera de hacer las cosas.
(7) Adopta un estricto estilo de gastos y se lo impone a los demás (Avaricia), el dinero es visto como algo que hay que acumular para futuras catástrofes.
(8) Muestra rigidez y terquedad hasta la exasperación de los demás.
Fuente : APA ( 1994 ) .
El trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo (TOC) es conceptualizado como un trastorno de la personalidad crónica en la que las obsesiones y compulsiones son prominentes (Tabla 2.6). Si se mira de cerca a los criterios del DSM-IV para este trastorno, llama la atención la similitud general de este concepto de diagnóstico y el del Síndrome de Asperger. Actualmente no está claro si existen límites precisos entre TOC y el síndrome de Asperger.
(A Guide to Asperger Syndrome/Christopher Gillberg Pág 16-17)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s