Nick Dubin: La ansiedad y el empleo en personas con Síndrome de Asperger.

La perspectiva de un empleo es desalentadora para muchas personas con Síndrome de Asperger. Sin embargo, la preocupación por tener un trabajo es muy real. Aunque muchas personas con Síndrome de Asperger son personas muy inteligentes, creativas e innovadoras, no obstante, enfrentamos a un verdadero reto en el lugar de trabajo. Si bien no es raro que alguien con Asperger le vaya muy bien en la universidad, esa misma persona no va hacerlo tan bien cuando se trata del rendimiento en el trabajo. Aprendí esta lección de la manera difícil, pero también estoy convencido que con las estrategias adecuadas, muchos de nosotros podemos tener éxito en el mundo laboral. En este capítulo, voy a hablar de la ansiedad que las personas con Síndrome de Asperger pueden enfrentar. Debido a que existen buenos libros de instrucción con respecto a estrategias para encontrar y mantener un empleo para la población Asperger, limitaré mis preocupaciones a los problemas de empleo que involucran la ansiedad.

Mis conversaciones con personas con autismo han revelado que hay dos tipos diferentes de ansiedad que experimentamos en relación con el empleo. Están las preocupaciones a las que me refiero como “las preocupaciones existenciales de empleo” y “las preocupaciones prácticas de empleo”, ambas con sus propias distinciones. Vamos a profundizar en estas dos categorías:

Preocupaciones existenciales de empleo

Al hablar con las personas que tienen el Síndrome de Asperger, la investigación que he hecho como estudiante de doctorado en psicología, así como mis propias experiencias personales de trabajo, me han convencido que la mayoría de nosotros sufrimos de ansiedad existencial cuando nos enfrentamos a la perspectiva de trabajo. El trabajo representa un compromiso de nuestra individualidad. Dado que la mayoría de nosotros con Asperger somos orgullosos de nuestra individualidad y la vemos como una parte importante de nuestra autoestima, los puestos de trabajo de 9 a 5 tienden a opacar nuestra identidad. Mire a su alrededor en el mundo empresarial del siglo XXI. Verás uniformes, códigos de conducta y el guión integrado de servicio al cliente. La Desechabilidad es tan rampante como siempre. El mensaje que muchos de nosotros recibimos como empleados potenciales en el entorno corporativo es si no encajas (como un engranaje de una máquina bien engrasada), puedes ser reemplazado fácilmente. Este miedo que tenemos de perder nuestro sentido de identidad es legítimo y real. No es una distorsión cognitiva. El Conformismo cosecha recompensas mientras que La Individualidad, muchas veces, sólo recoge sobres de despido.

Otra parte de la ansiedad existencial es la cantidad de tiempo que un empleo exige. La mayoría de las personas que trabajan a tiempo completo se espera que cumplan una semana de 40 horas. Aunque hay muchas personas que trabajan más horas o incluso llevan a cabo dos trabajos, desde el punto de vista de un Asperger, el tiempo limitado del trabajo no nos da tiempo suficiente para recargar las pilas. Muchos de nosotros somos obligados a tratar de representar papeles no auténticos en el trabajo, temiendo que estos roles consumirán nuestra verdadera identidad. Después de un tiempo, empezamos a perder el contacto con lo que realmente somos, porque nos hemos acostumbrado a nuestro papel de trabajo. Es casi como si no supiéramos si estamos representando nuestros roles de trabajo o si estamos siendo nosotros mismos. En otras palabras, nos transformamos en nuestro rol laboral más allá de las horas de trabajo, porque el cambio de personaje nos toma demasiada energía. Para aquellos individuos con Asperger que están casados y tienen hijos, esto se convierte en un problema aún más complicado.

Tanto para “Aspies” como para neurotípicos esto es un fenómeno real. Según Paul Stiles (2006), autor de “El Sueño Americano Puede Matarte”, los estadounidenses añadieron cinco semanas más de su tiempo de trabajo entre 1973 y 2000. Stiles también toma nota de la frase “La Pobreza de Tiempo” se ha puesto de moda, lo que significa que la gente tiene menos tiempo libre que nunca. Además, Stiles señala como nuestra sociedad se ha vuelto mucho más competitiva en las últimas décadas, tanto en los negocios como socialmente (esto alude a “las preocupaciones de prácticas de empleo”, que vamos a discutir en breve).

Sufro de preocupaciones existenciales. La idea de tener que representar un cierto rol en el lugar de trabajo durante ocho horas al día es absolutamente aterrador. Si este es también el caso para usted, vamos a a analizar si estamos totalmente indefensos, o si podemos hacer algo al menos para mitigar nuestra preocupación.

Cuando se trata de romper el ciclo de trabajo de 9 de la mañana a 5 de la tarde y encontrar nuestro propio lugar en una carrera satisfactoria, tenemos una ventaja competitiva sobre los neurotípicos, y esta es la de nuestros intereses restringidos. He visto repetidamente casos en que personas dentro del espectro han tomado sus intereses especiales de la infancia y han trasladado estos intereses como oportunidades de carrera como adultos. Gail Hawkins, un asesor de empleo (2004), quien ha ayudado a muchas personas con Asperger a encontrar empleo, corrobora esta observación. En el mundo del autismo hay muchos ejemplos bien conocidos en los que los intereses restringidos de la infancia se convierten en la profesión de un adulto exitoso y competitivo. Por ejemplo, un hombre con Asperger tenía una fascinación con los mapas desde la infancia. Hoy trabaja como comisario de carretera y es muy feliz de hacerlo.

Temple Grandin, una reconocida autista, se ha convertido en una renombrada experta en el tratamiento humanitario de los animales. Ha diseñado las instalaciones en las que la mitad del ganado se manejan en los Estados Unidos, Ha dado consultoría a empresas como Burger King, McDonalds, Swift y otros. Ha escrito libros de gran éxito y ha sido invitada a dar conferencias en universidades de todo el mundo. Su experiencia surgió a partir de un temprano interés en el manejo del ganado.

Siempre he tenido un interés en los programas de radio y en hablar en público. Mi título universitario es en Comunicaciones, y yo esperaba convertirme en una personalidad de la radio. Aunque decidí tomar un camino diferente, he tenido la oportunidad de hablar en público, dando voz a mis temas de interés. Como resultado de mis actividades actuales, soy capaz de intercalar individualidad en mi trabajo. Trabajo en una empresa de 9 a 5 y el recibir órdenes de otros todo el día no tiene atractivo para mí. Es importante que cada uno de nosotros busqué activamente un trabajo que se adapte a sus necesidades individuales, independientemente de cuan cualificados estemos para el trabajo.

Michael John Carley (2008) habla de lo que él cree que son los dos mejores trabajos para personas con Síndrome de Asperger, una de las cuales es la carrera Militar. Creo que sería insoportable para mí. Paradojicamente, a pesar de que muchas personas con Asperger odian renunciar a su individualidad, las fuerzas armadas tienen sentido para muchos de nosotros. Según Carley, la estructura inherente de los militares hace el trabajo tolerable para muchos de nosotros. Carley también recomienda la enseñanza en el nivel universitario, citando la naturaleza relativamente no estructurada de la educación superior. Este tipo de empleo sería mucho más coherente con mis necesidades individuales. La enseñanza carece de la estructura más rígida de los militares y permite que una persona conserve más de un sentido de sí mismo.

Carley ve el trabajo de oficina y negocios de 9 a 5 como el escenario más difícil en el cual trabajar para las personas con Síndrome de Asperger. El entorno competitivo y rápido hace que las personas con asperger se sientan como máquinas en lugar de seres humanos. La ansiedad por responder de cierta manera a su jefe de oficina por los próximos 40 años es una preocupación muy normal y real para muchas personas con síndrome de Asperger.

Los empleos no convencionales parecen funcionar para muchos de nosotros dentro del espectro. ¿Alguna vez has oído hablar de la “clase creativa”? Richard Florida (2003) define la clase creativa como el grupo cuyo valor va a crear nuevas ideas, nuevos contenidos y nuevas tecnologías. La clase creativa está compuesta de científicos, profesores, escritores, artistas e ingenieros. Muchos de los hombres y las mujeres en estas profesiones y empleos valoran mucho su individualidad. No funcionan como engranajes de una máquina. Más bien, este grupo le gusta inventar, diseñar y construir la propia máquina. ¿Suena esto como usted? De acuerdo Florida (2003), la clase creativa constituye alrededor del 30 por ciento de la fuerza laboral estadounidense, lo cual es una buena noticia para las personas con Asperger. Me atrevería a decir que la población con Asperger está muy bien representada en la clase creativa.

Sin embargo, al llegar al lugar en el que puede llegar a ser un miembro activo de la clase creativa y un ser humano autónomo, completamente actualizado, tiene que hacer frente a algunas de las preocupaciones prácticas laborales asociadas con el lugar de trabajo.

Preocupaciones de empleo Prácticas

Por desgracia, la forma en que una carrera profesional funciona es empezar desde abajo. Por supuesto que hay excepciones. A menudo se oye acerca de los graduados de secundaria o desertores de la universidad haciendo una fortuna en una nueva aventura empresarial. Tal vez el hijo de un exitoso empresario tenga un rápido ascenso en el mundo de los negocios. Para la mayoría que no nos encontramos en esas circunstancias para ser parte de la clase creativa, tenemos que empezar en el mundo de 9 a 5, desde abajo y con el tiempo ir ganando nuestro lugar como personas creativamente valoradas. ¿Cómo se puede lograr este objetivo?

En primer lugar, aceptar tener que “pagar el precio”, invirtiendo el tiempo necesario con el fin de adquirir la experiencia y el conocimiento que le llevará a la siguiente posición. Pagar el precio de 9 a 5 probablemente va a resultarle más difícil que la mayoría de neurotípicos. Sin embargo, la recompensa o premio es una posible entrada a la clase creativa en la que usted será capaz de mantener su individualidad y su contribución hará una diferencia positiva. Para convertirse en un miembro de la clase creativa, usted tiene que pagar el precio. En términos monetarios y no monetarios, el precio no es barato. Puede que tenga que ir a la universidad, obtener una formación profesional, lograr un título de posgrado y hacer algunos sacrificios financieros.

Pero como usted sabe, cualquier cosa que valga la pena, no va a llegar sin hacer algún esfuerzo. Para apreciar el beneficio final de hacer algo que no quieres hacer, al menos por un tiempo, donde es posible que tenga que ocupar puestos de trabajo que no quiera hacer. Cómo soportar estos trabajos no deseados es algo que usted necesita evaluar seriamente. Si usted ve un trabajo aburrido o monótono como un paso para llegar a donde quiere ir (es decir, un medio para un fin), usted puede ser capaz de mantener un sentido de propósito, la emoción, la anticipación por alcanzar su objetivo final. Sin embargo, si usted ve que dentro de ese empleo esa posición es inalcanzable, independientemente de los beneficios que pueda alcanzar, quizás ese empleo rutinario de 9 a 5 no valga la pena para usted.

Las preocupaciones prácticas entran en juego en el mundo de 9 a 5. Sin duda, gran parte de nuestra ansiedad en el trabajo proviene de las expectativas de nuestro comportamiento social en los demás. Mientras que no parecen estar en desventaja, este problema oculto es nuestro déficit básico. En nuestra discusión acerca de la terapia cognitivo-conductual, hablamos de dos maneras de enmarcar esta preocupación real:

1. “Yo soy un inadaptado social, con ninguna posibilidad de tener éxito en esta empresa. La gente va a ver mis defectos a pesar de que voy a fingir que no existen”.

2. “Trabajar en esta empresa será un trampolín para mí. Voy a hacer todo lo necesario para tener éxito aquí, afín que pueda tener más autonomía en un trabajo futuro. Si se trata de trabajar más duro para ser más competente en otras áreas importantes, entonces lo haré.”

Como se puede ver, hay una gran diferencia en las perspectivas de estos dos estados. El primero presupone una vida de miseria, desprovisto de cualquier alegría. La otra reconoce el principio que el viaje será probablemente un poco difícil pero con el tiempo, las cosas van a mejorar. Todos necesitamos esperanza en nuestras vidas. Sin esperanza, la vida deja de valer la pena. Una persona que mantiene viva la esperanza, imaginando un futuro mejor al comprender que la situación actual no durará para siempre.

Colegio como un santuario

El Colegio se considera una especie de santuario para muchos individuos con Asperger. La universidad es menos cruel que el competitivo mundo del empleo. En la universidad, usted es responsable de sí mismo. En el lugar de trabajo, usted es responsable de su empleador. En la universidad, se paga la matrícula para ser un estudiante. En el lugar de trabajo, a las personas se les paga para realizar tareas específicas o prestar determinados servicios. En la universidad, usted todavía está haciendo la transición desde el refugio seguro de vida en el hogar para el mundo adulto para hacer su propia vida. En el mundo del trabajo a tiempo completo, usted está en el proceso de definir y sostener su vida.

En el último año de la universidad, una persona con Asperger comprende que “el mundo real” está a la vuelta de la esquina y esto puede producir una ansiedad real en él. Los estudiantes pueden optar por la escuela de posgrado, tomar un tiempo libre, o elegir entrar al mundo laboral. Idealmente, si se opta por entrar en el mundo laboral después de conseguir un título de licenciatura, él o ella habría tenido suficiente experiencia de pasantía para determinar si la elección de carrera es un buen ajuste.

Elegir una carrera al azar o por la intuición por sí sola puede conducir una enorme cantidad de ansiedad una vez que comience a trabajar en su campo particular. Si usted es un poco más viejo y ya ha elegido una carrera que lo está haciendo miserable, no hay ninguna regla que diga que hay que quedarse encerrado en esa carrera para siempre. En el siglo 21, al parecer las personas cambian sus carreras con más frecuencia que lo que solía ser antes. Esto no significa que usted deba encontrar una nueva carrera cada mes o cada año. Es necesario seleccionar un trabajo en el que tienes la confianza para manejar las responsabilidades relacionadas con el trabajo en un campo que apasionadamente desea seguir.

Fortalezas del Asperger

Las personas con síndrome de Asperger tienen enormes fortalezas que deben ser valoradas por cualquier empleador. La mayoría son personas extremadamente honestas, ambiciosas, innovadoras y dispuestas a hacer todo lo posible para hacer el trabajo.

Para combatir la ansiedad asociada a cuestiones relacionadas con el empleo que puedan surgir, es importante tener la confianza con respecto a sus fortalezas en cualquier situación laboral. Tome tiempo ahora para pensar en algunos de sus logros.

¿Qué cualidades le permitieron llegar donde está? ¿Qué circunstancias ambientales son necesarias para asegurarse que ha realizado su trabajo al más alto nivel posible? Haga una lista de las cualidades y las circunstancias que le han permitido hacer el mejor trabajo posible. Cuando vea esta lista delante de usted, usted será capaz de reconocer aquellos entornos donde este en su elemento. Su trabajo ideal no aparecerá mágicamente en frente de usted. Usted pueda que tenga que aceptar que muchos puestos de trabajo no son propicios para sus necesidades. En lugar de ser miserable aceptando un trabajo menos que ideal, vea el trabajo como una forma de llegar a una mejor oportunidad. El punto importante es que hay un objetivo final en base a las cualidades especiales que posee y el entorno adecuado para llevar a cabo esas cualidades.

Líneas a seguir.

• Es ideal tener una pasantía en un campo en particular para ver si un campo es adecuado para usted antes de ejecutarlo.

• La mayoría de nosotros con Asperger somos extremadamente honestos, motivados, e innovadores, y dispuestos a hacer todo lo posible para hacer el trabajo. Para combatir la ansiedad asociada con el trabajo que pueda surgir debido al síndrome de Asperger, es importante estar seguro acerca de nuestros puntos fuertes en una situación de empleo.

ASPERGER SYNDROME AND ANXIETY
A GUIDE TO SUCCESSFUL STRESS MANAGEMENT
NICK DUBIN
FOREWORD BY VALERIE GAUS
2009
(Págs- 123-132)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s