Christopher Gillberg: La Depresión y El Sucidio en el Síndrome de Asperger.

La Depresión

La depresión es, probablemente, el diagnóstico erróneo más común en el Síndrome de Asperger. Muchas personas con el Síndrome de Asperger parecen permanentemente deprimidas con su reducida gama de expresión facial, con sus movimientos torpes, lentos, y su manera aparentemente desinteresada de “conversar” sobre asuntos cotidianos. Una etiqueta de “depresión” en estos casos puede ser completamente inapropiada. La persona con Síndrome de Asperger puede estar completamente contenta, al menos con ella misma, sintiendo que las otras personas son la verdadera molestia con todas sus demandas y si la gente los dejará solos, las cosas serían mucho mejor.

Al mismo tiempo, es importante señalar que muchos individuos con el Síndrome de Asperger desarrollan depresión. Esta es generalmente del tipo “reactivo”. En tales casos, los síntomas depresivos empeoran gradualmente a medida que la persona se vuelve cada vez más consciente que es “extraña”, “rara”, o “diferente”. Cuando es consciente que tiene algunas deficiencias funcionales y se encuentra emocionalmente “aislada”. Esto es más marcado a finales de la pre-adolescencia, o comienzos de la vida adulta. Episodios depresivos prolongados pueden ocurrir y persistir por más de un año hasta que son tratados con una combinación de antidepresivos.

Un grupo más pequeño de personas con el Síndrome de Asperger tienen episodios de depresión endógena, es decir, períodos de duración limitado del estado de ánimo deprimido, alteraciones del sueño, ansiedad persistente temprano por las mañanas, y una variedad de dolencias psico-somáticas. Estos episodios no muestran una clara relación temporal con factores desencadenantes ambientales o al aumentar la comprensión de la naturaleza de las alteraciones funcionales subyacentes al Síndrome de Asperger. En raras ocasiones, estos episodios pueden ocurrir durante el curso natural de un cuadro maníaco-depresivo.

La Distimía

La Distimía es catalogada como una variante especial de la depresión en varios manuales de diagnóstico. Las características diferenciadoras con la depresión clínica (o más bien con los episodios depresivos) es que se trata de un estado de ánimo crónico, y los síntomas no son lo suficientemente graves como para justificar un diagnóstico de Depresión. Algunas personas con síndrome de Asperger no sólo parecen estar crónicamente “bajoneadas”, sino que en realidad están constantemente en un estado de ánimo bajo o simplemente deprimidos. Ellos pueden ser conocidos como “pesimistas” y estar más o menos obsesionados con la muerte. Otros son irritables y tienden a ponerse de mal humor, pueden ser percibidos por otros como amargados. Otros también pueden ser muy llorones y quejumbrosos.

Trastorno maníaco-depresivo

Un episodio depresivo es a veces parte de una enfermedad depresiva (también conocido como trastorno bipolar). En esta condición, el individuo afectado tiene episodios de manía (o hipomanía), así como de depresión. Enfermedad depresiva severa es relativamente poco frecuente en la población general, que afecta a aproximadamente 1 de cada 100 personas. Los episodios maníacos rara vez se producen de forma aislada, sin períodos claros de depresión.

A pesar que hasta la fecha ningún estudio sobre el trastorno depresivo en el Síndrome de Asperger ha sido publicado, la experiencia clínica sugiere que es muy frecuente. Episodios más leves de hipomanía parecen ser muy comunes en el Síndrome de Asperger y se pueden manifestar con una mayor actividad o inquietud, ansiedad, aumento de la locuacidad, problemas de concentración, falta de sueño, la familiaridad excesiva o ataques repentinos de sociabilidad, arranques de consumismo u otros tipos imprudentes de comportamiento irresponsable. En los ataques maníaco-depresivos tales problemas se vuelven mucho más graves. Además hay sentimientos de autoestima inflada o grandiosidad, además la actividad sexual suele incrementarse.

Algunos estudios indican que puede haber un vínculo genético entre el Trastorno del Espectro Autista de Alto Funcionamiento (incluyendo el Síndrome de Asperger) y la depresión clínica.

Episodios maníacos atípicos

Los episodios de aumento de la actividad, junto con la irritabilidad marcada parecen ser comunes en el síndrome de Asperger. El individuo puede no reunir los criterios de manía o hipomanía, pero existe sin embargo un claro cambio de comportamiento que normalmente parece no estar relacionado a los eventos externos.

Los pensamientos y actos suicidas.

Los pensamientos suicidas son muy comunes en el Síndrome de Asperger. Parece que son particularmente frecuentes en la adolescencia y la vida adulta, pero pueden ocurrir ya a la edad de 7 años. Algunas personas con Síndrome de Asperger están tan preocupado con pensamientos sobre la muerte desde una edad temprana, que comienzan a hablar del “suicidio” de un modo que, naturalmente, asustan a sus padres. Tal fue el grado de interés de Hans Asperger sobre el suicidio en las personas con Síndrome de Asperger que tomó nota de esta preocupación a causa de la frecuencia en la muerte de sus pacientes, al grado que se quedó fascinado con la muerte. Tal fue el grado de interés que la muerte fue el único tema sobre el cual escribió aparte de la Psicopatía Autista y la Educación Especial (Heilpaedagogik).

Ya a los 10 años de edad los niños con Síndrome de Asperger puede muy bien decir en voz alta que están tan aburridos de la vida que quieren suicidarse. Generalmente esto asusta y preocupa mucho a los adultos, al grado que algunos pueden buscar ayuda psiquiátrica para su hijo debido a esto. Aunque en mi experiencia clínica her conocido docenas de personas con Síndrome de Asperger que empezaron a hablar de desear matarse, sobre el suicidio y cosas similares mucho antes de la adolescencia, pero aún no he visto a alguno que haya tratado de suicidarse realmente a una edad tan joven.

Sin embargo, a partir de la época de la pubertad, los actos suicidas se vuelven muy frecuentes. Algunos de los que cometen tales actos y que no tienen éxito me han dicho que realmente querían morir cuando tomaron las píldoras o trataron de ahorcarse, pero al día siguiente (y varias semanas más tarde) se sentían muy diferente al respecto. Algunos han tratado de quitarse la vida porque un compañero de escuela les gritó con ira en una discusión “Mátate”. La intimidación y la sensación de no poder hacer frente a todas las demandas sociales de la vida durante la adolescencia parecen ser los factores desencadenantes más comunes de los intentos de suicidio, por lo menos en este grupo etario.

No es raro que los niños con Síndrome de Asperger utilicen métodos violentos si intentan suicidarse (colgándose, disparándose, envenenándose, saltando de un puente o en frente de un tren).

He encontrado que puede ser muy útil para decirle a la persona con Síndrome de Asperger: ‘No creo que sea una buena idea intentar suicidarte. Si fallas, es posible que termines con tu cerebro dañado, y eso no sería bueno para ti. “Conozco al menos un puñado de personas con Síndrome de Asperger que nunca vuelven a repetir un intento de suicidio después que un psiquiatra les dijo algo por el estilo.

Fuente:

A Guide to Asperger Syndrome/Christopher Gillberg – Pág 46-48

Tony Attwood: Problemas En La Relación de Pareja entre Adultos Con Síndrome de Asperger Y sus Parejas Neurotípicas.

El cortejo o noviazgo no puede proporcionar ningún indicio de los problemas que se pueden desarrollar más adelante en la relación. La persona con síndrome de Asperger puede haber desarrollado una experiencia superficial en el romance y en las citas mediante la observación y la imitación cuidadosa a actores de televisión o el cine. Algunas parejas confiesan que nunca vieron a la persona real antes de casarse y después de la boda la persona deja de actuar aquel personaje tan atractivo, para mostrarse tal cual es. Como una mujer dijo: “Él ya había obtenido el premio y no tenía que seguir fingiendo más.”

Hay muchos posibles problemas en la relación. A menudo, lo que fue entrañable en el inicio más tarde se convierte en un problema. El optimismo inicial de que la pareja con el Síndrome de Asperger va a cambiar poco a poco y va a ser más maduro emocionalmente y más sociable se puede disolver en la desesperación que sus habilidades sociales son estáticas debido a la motivación limitada a ser más sociable. Esto puede ser debido al esfuerzo intelectual necesario para socializar, al agotamiento, y a un miedo de cometer un error social. El contacto social de la pareja con los amigos puede disminuir lentamente. La pareja con el síndrome de Asperger no quieren o no necesita el mismo grado de contacto social que disfrutaron durante el noviazgo. La pareja de una persona con el síndrome de Asperger va a tener que resignarse a reducir el contacto con sus familiares, amigos y compañeros de trabajo por el bien de la relación. Así ellos absorben gradualmente las características del síndrome de Asperger en su propia personalidad.
El problema más común de una pareja con el Síndrome de Asperger es el sentimiento de soledad. La pareja con el síndrome de Asperger puede contentarse con su propia compañía durante largos períodos de tiempo. Y aunque vivan juntos, las conversaciones pueden ser pobres, e involucrar principalmente el intercambio de información en lugar de un disfrute de la compañía del otro, las experiencias o las opiniones compartidas. Como un hombre con el síndrome de Asperger señaló: “Mi placer no viene de un intercambio emocional o interpersonal”.
En una relación neurotípica, existen expectativas de expresiones regulares de amor y afecto. Chris, un hombre casado con una mujer con el síndrome de Asperger, explicó:
Tengo una enorme dificultad para expresar mi afecto. No es sólo un problema de sentirme avergonzado o cohibido. Entiendo que esto puede ser difícil de comprender, pero necesito un gran esfuerzo de voluntad para decirle a mi esposa lo que siento por ella. (Slater -Walker y Slater -Walker 2002, p.89)
Su esposa añadió sus comentarios a las palabras y gestos poco frecuentes de su marido que expresan sentimientos de amor:
Chris me dijo una vez que él me amaba. Desde entonces he descubierto que no es necesario que la persona con Asperger repita estas pequeñas intimidades con frecuencia en una relación, se ha dicho una vez y con eso es suficiente. (Slater -Walker y Slater -Walker 2002 , p.99)
Para la persona con síndrome de Asperger, la reiteración frecuente de los hechos evidentes o conocidas es ilógico.
La pareja de una persona con Síndrome de Asperger sufre privación de afecto que puede ser un factor que contribuye a la baja autoestima y la depresión. La pareja neurotípica es metafóricamente una rosa tratando de florecer en un desierto de afecto (Long 2003). La pareja con Síndrome de Asperger quiere ser un amigo y un amante, pero no tiene idea de cómo hacerlo bien (Jacobs 2006).
Una encuesta reciente a mujeres que tienen un compañero con el síndrome de Asperger incluyó la pregunta ” ¿Tu pareja te ama? ‘ Y el 50 por ciento respondió:” No lo sé ” (Jacobs 2006 ). Lo que faltaba en la relación fueron las palabras cotidianas y los gestos de afecto , expresiones tangibles del amor. Las personas con síndrome de Asperger tienen dificultades con la comunicación de las emociones, y esto incluye el amor. Cuando una mujer le dijo a su marido con el síndrome de Asperger, “Nunca demuestras que te intereso”, él respondió: “Bueno, te pinte la cerca, ¿no?” La persona con síndrome de Asperger puede expresar su amor en términos muy prácticos, o bien, para cambiar una cita de Star Trek (Spock, mientras examina a una extraterrestre: «esta viva, Jim, pero no una vida como la conocemos”) Así en el síndrome de Asperger, hay amor, pero no como lo conocemos.
Una metáfora de la necesidad y la capacidad de afecto puede ser que las personas neurotípicas tienen un cubo que necesita ser llenado, mientras que las personas con síndrome de Asperger tienen una taza que se llena rápidamente. La persona con síndrome de Asperger no puede expresar suficiente afecto para satisfacer las necesidades de su pareja. Sin embargo, he conocido relaciones donde la pareja con el síndrome de Asperger expresa afecto con demasiada frecuencia, aunque esto puede ser más como un aspecto de una ansiedad severa y la necesidad de consuelo maternal. Como un hombre con el síndrome de Asperger dijo: “Nos sentimos y demostramos afecto pero no lo suficiente y con la intensidad equivocada” La persona con síndrome de Asperger puede ser excesivamente apegada o distante.
Durante los momentos de angustia personal, cuando se esperaría la empatía, las palabras y los gestos de afecto como un restaurador emocional, la pareja neurotípica es dejada sola para ‘superarlo’. He tomado nota de que este no es un acto de crueldad, la pareja con el síndrome de Asperger es, probablemente, muy amable, pero en su mente, la restauración emocional más eficaz para él es la soledad. Ellos a menudo describen cómo se percibe un abrazo como un apretón incómodo y no significa automáticamente que se sientan mejor. De hecho, el comentario de la pareja neurotípica puede ser que abraza a un compañero con el síndrome de Asperger como si abrazará a un trozo de madera’. La persona no se relaja ni disfruta de la cercanía y el tacto.
Estar solo es a menudo el principal mecanismo de recuperación emocional para las personas con síndrome de Asperger, y éste puede suponer que es también el caso de su pareja. También pueden no saber cómo responder, o el miedo que la situación empeore . Observé una situación donde un marido con el síndrome de Asperger estaba sentado junto a su esposa, que estaba llorando . Se quedó quieto y no ofreció ninguna palabra o gestos de afecto. Más tarde, cuando me referí a esta situación con él, y le pregunté si se dio cuenta de que su mujer estaba llorando , él respondió: ” Sí, pero yo no quería hacer las cosas mal.
Pueden haber problemas relacionados con la intimidad sexual. La persona con síndrome de Asperger no puede, por naturaleza, ser una persona romántica que entiende el valor en una relación de una atmósfera amorosa, el juego previo y el contacto físico cercano. Ron , un hombre con el síndrome de Asperger, dijo: “La intimidad significa para mí ser invadido o abrumado. Jamás experimenté una química sexual gratificante con nadie.” También puede haber experiencias sensoriales en los momentos de intimidad sexual que se perciben como desagradable por la persona con síndrome de Asperger, lo que afecta el disfrute de ambos.
El conocimiento sobre la sexualidad también puede ser limitado, o el material de consulta, fuente de preocupación. Los hombres con síndrome de Asperger pueden considerar la pornografía como una guía autorizada para la actividad sexual, y las mujeres con síndrome de Asperger pueden utilizar las telenovelas o culebrones de televisión como una guía autorizada en las relaciones íntimas. A menudo las parejas de las mujeres con Síndrome de Asperger pueden tener dificultad para tener una relación romántica y apasionada con alguien que a menudo las considera como “su madre”, y que pueden tener la madurez emocional de un adolescente.
Otras veces, la sexualidad puede ser un interés especial en cuanto a la adquisición de información y el interés por la diversidad y la actividad sexual. El deseo de tener relaciones sexuales y la intimidad sexual puede ser excesivo, casi compulsiva. Sin embargo, la pareja de un hombre o una mujer con el síndrome de Asperger es más probable que este preocupado por la falta de deseo sexual en lugar de un exceso. La pareja de una persona con el síndrome de Asperger puede ser asexual una vez que él o ella tienen hijos o una vez que la pareja misma se han comprometido formalmente en la relación. En una sesión de terapia de pareja, la pareja de un hombre con el síndrome de Asperger estaba visiblemente angustiada al decirme a mí que ella y su marido no habían tenido relaciones sexuales por más de un año. Su marido, que tiene el síndrome de Asperger, parecía estar confundido y le dijo: “¿Para qué quieres sexo cuando ya tenemos suficientes hijos?”
Hay otros problemas. En la sociedad occidental moderna, hemos tendido a sustituir la palabra esposo o esposa con la palabra pareja. Esto es un reflejo del cambio de actitudes hacia las relaciones. Justificadamente las mujeres de hoy ya no se contentan con su pareja como un mero proveedor de los ingresos para la familia. Ellas esperan que su pareja comparta la carga de trabajo en el hogar, las tareas domésticas y el cuidado de los hijos, y ser un compañero en términos de la conversación, el intercambio de experiencias y el apoyo emocional. Compartir, y ser un mejor amigo, no son atributos fáciles para lograr para una persona con síndrome de Asperger.
Puede haber problemas con la capacidad de la persona con síndrome de Asperger para manejar la ansiedad, y esto puede afectar a la relación. La pareja puede llegar a ser muy controladora, y la vida de toda la familia se basará en rutinas rígidas. Las parejas con el síndrome de Asperger pueden imponer su voluntad, sin consultar con su pareja neurotípica, que se resiente de ser excluido de las decisiones importantes, tales como la reubicación o cambio de carrera. Para los adultos con síndrome de Asperger que siguen teniendo problemas con la función ejecutiva, La pareja neurotípica a menudo tiene que tomar la responsabilidad de la economía familiar, el presupuesto y la resolución de los problemas de organización e interpersonales que se han desarrollado en la situación laboral de la pareja. Esto se suma a la tensión, e estrés y la responsabilidad de la pareja neurotípica.
En cualquier relación, es inevitable que haya áreas de desacuerdo y conflicto. Desafortunadamente, las personas con síndrome de Asperger pueden tener un historial y una gran capacidad al limite para manejar el conflicto con éxito. Ellos pueden tener un rango limitado de opciones y pueden no ser expertos en el arte de la negociación, o la aceptación de otros puntos de vista o acordar un compromiso. Tienen una incapacidad para aceptar la responsabilidad incluso parcial. Sus parejas a menudo se quejan que “nunca es su culpa”, “siempre me culpa” o “siempre me critica”, “nunca me anima”. Puede haber abuso verbal, especialmente como respuesta a la crítica percibida, con una aparente incapacidad para mostrar remordimiento, de perdonar u olvidar. Esto puede ser debido a una dificultad con la comprensión de los pensamientos, sentimientos y perspectivas de los demás, una característica central del síndrome de Asperger. La persona con síndrome de Asperger también puede tener problemas con el manejo de la ira y complicar aun más la relación.
En una reciente encuesta de parejas entre un hombre con el síndrome de asperger y una mujer neurotipica, se indica que la relación tiene diferentes efectos en la salud de cada miembro de la pareja (Aston 2003). La mayoría de los hombres con el síndrome de Asperger sintieron que su salud mental y física había mejorado significativamente debido a la relación. Ellos declararon que se sentían menos estresados y preferirían estar más en la relación que solos. Habían logrado una satisfacción interna con la relación.
Por el contrario, la gran mayoría de las esposas neurotípicas de hombres con síndrome de Asperger declararon que su salud mental se había deteriorado de manera significativa debido a la relación. Se sentían agotadas y emocionalmente descuidadas, y muchas reportaron signos de una depresión clínica. La mayoría de las encuestadas también indicó que la relación había contribuido al deterioro de su salud física.
Así, la relación fue considerada como una contribución a la mejora de la salud mental y física por parte de la mayoría de hombres con el síndrome de Asperger, pero no para sus esposas neurotípicas. Esto explica la percepción de muchos hombres casados con Asperger que la relación está muy bien, pero no pueden entender por qué son criticados. La relación está muy bien para sus necesidades, mientras que sus esposas se sienten más como un ama de casa, una contadora y figura materna.
The Complete Guide to Asperger’s Syndrome/Tony Attwood – Pás 170-173

Michael Fitzgerald: Adolph Hitler y el Síndrome de Asperger

Una frase que Winston Churchill acuñó con referencia a Rusia fue “un misterio dentro de un enigma” frase que sería muy útil para aplicar a Hitler. A continuación veremos como muchos de los rasgos de Hitler revelan a una persona con fuertes rasgos autistas. (Más precisamente, cumpliendo todos los criterios descritos por Hans Asperger).

Hitler estuvo interesado en el arte, pero fracasó en sus esfuerzos para entrar en la Academia de Viena. Vivió en la pobreza, desempleado o haciendo varios trabajos menores, hasta que se traslado a Munich y se ofreció voluntariamente para el servicio en la Primera Guerra Mundial, durante la cual fue condecorado. Se decía que era muy valiente y nunca trató de evadir las tareas peligrosas en la guerra. Está claro que el ejército le dio una estructura que pudo adaptarse a su forma de ser, y lo sacó de las calles. Después de la guerra regresó a Munich, se convirtió en miembro del Partido de los Trabajadores Alemanes y comenzó su ascenso, básicamente, como un orador en una cervecería. Después se produjo su rápido ascenso para convertirse en líder de la nación alemana, la Segunda Guerra Mundial y su muerte por suicidio.

Él tuvo una pobre vida sexual, además de pobres y estrictos hábitos alimenticios. Rechazó cualquier contacto físico, incapaz de forjar amistades genuinas, y mostró un enorme vacío en su relaciones personales (28). Sus conversaciones en El Hogar de los Hombres en Viena fueron realmente arengas en las cuales jamás ínter-actuaba con los demás, por que carecía de esa capacidad. En Munich era distante, ensimismado, retirado y sin amistades (29). Sus compañeros lo retrataron como una persona sin sentimientos humanitarios (30).

Él fue extremadamente torpe e inseguro en los pequeños grupos sociales. Mostró poco interés humano en sus seguidores, e incluso uno de sus principales partidarios lo acusó de “tener un enorme desprecio por la humanidad” (31). Uno de sus colegas, Gregor Strasser, señaló que había “algo como de otro mundo” sobre Hitler. “carecía de interés en la vida de otros seres humanos y con ello una falta de buen juicio sobre las personas… y jamás desarrolló un vínculo genuino con los demás” (32).

Su des-adaptación e incomodidad con la gente fue más evidente en sus relaciones con las mujeres (33). Durante toda su vida sólo tuvo un ligero interés en un par de mujeres. Una de ellas fue su sobrina, Geli Raubal (de 16 años), quien se convirtió literalmente en su prisionera y llegó a decir “mi tío es un monstruo”; y que más tarde aparentemente se suicidó en su apartamento. Su segunda relación fue con una becaria llamada Eva Braun (34), que al parecer intentó suicidarse con un disparo en 1932 y murió con él en el búnker en 1945.

Sus colegas lo consideraban como una figura lejana: era un personaje obsesivo y los obsesivos raramente hacen una buena o interesante compañía, excepto para aquellos que comparten sus intereses restringidos o específicos, o sus obsesiones, o bien entre aquellos que lo temen, o tienen una personalidad desequilibrada o dependiente (35). Él fue una persona inquebrantable e inflexible.

Pasó mucho de su tiempo con Albert Speer, examinando mapas y planos arquitectónicos, siendo un foco importante de su interés durante toda su vida. Su otro interés principal fue la música de Wagner. Pero su mayor interés, claramente, fue tener el control sobre la gente. Su habilidad para lograr ese control fue extraordinario:

Él fue capaz de imponer su visión hasta convertirse en un poder absoluto, al grado que sus subalternos estaban dispuestos a obedecer sin rechistar las órdenes de un ex-cabo, al grado de desatender las instrucciones de otros “profesionales” y “autoridades” claramente más calificadas, obedeciendo a-críticamente a un autodidacta cuyo único talento fue el de agitar las emociones básicas de las masas. (36) Él fue un ideólogo con una convicción inquebrantable (37).

Hitler tenía una compulsión con el orden en que debía hacerse su cama, exigía que su cama se hiciera de una manera bien particular con el edredón doblado de acuerdo a un patrón prescrito y promovía que todo hombre debía hacer su cama antes de irse a dormir. (38)

Hitler no hacia uso del lenguaje con el propósito de ínter-actuar con otras personas, sino sólo con el propósito de dominar a los demás. Él hablaba extensamente y al vacío sin cesar, con discursos pedantes, y argumentos ilógicos llenos de comparaciones crudas y aluciones baratas (39). Cuando Anton Drexler, (40) líder de la DAP, lo escucho hablar por primera vez en septiembre de 1919, él comentó: “la verdad es que él tiene un don, y bien podríamos usarlo” (41).

Hitler era considerado como un gran orador, aunque su voz podría ser considerada desagradable. “Su voz es áspera y con frecuencia se rompe en un falsete agudo cuando se apasiona” (42). No era capaz de mantener una conversación normal o una discusión con la gente. Incluso si sólo había una persona presente, él hablaba como si estuviera frente a una multitud. “Su manera de hablar pronto perdía el sentido de una conversación que al principio podría haber tenido y pronto adquiría todas las características de una conferencia que rápidamente se convertía en una larga diatriba. Él simplemente se olvidaba de sus compañeros y se comportaba como si se dirigiera a una multitud”, repitiendo las mismas historias una y otra vez de la misma forma, casi como si las hubiera memorizado (43).

Después de la Primera Guerra Mundial sus gestos torpes fueron retratados de la siguiente manera (44):

“Siempre con su sombrero de gángster, su gabardina sobre su saco, haciendo alarde de una pistola, y llevando un látigo para perros, resultó ser una figura extraña en los salones de la clase alta de Múnich. Pero su excentricidad de vestir y sus exagerados y vulgares manerismos fueron celebrados y aplaudidos por sus anfitriones condescendientes junto con todos sus elegantes y sofisticados invitados.” (45)

Podemos ver como en sus primeros días siempre llevó su traje típico bávaro de pantaloncillos cortos y suspensores. Sus ropas nunca estaban limpias, con su boca llena de dientes podridos, marrones y sus largas uñas, presentaba un cuadro bastante grotesco. Su andar era como el de una señora, siempre dando pequeños y delicados pasos. Cada pocos pasos ladeaba su hombro derecho con nerviosismo, mientras miraba su pierna izquierda mientras lo hacía. Él también tenía un tic en el rostro que causaba que la comisura de sus labios se enrollara hacia arriba. La gente encontraba su mirada vacía y muerta” (46).

Herman Rauschning declaró que “cualquier persona que haya visto a este hombre cara a cara, no puede dejar de notar su mirada incierta, sin profundidad ni calor, sus ojos atormentados y remotos. Todo quienes lo han conocido, sin duda han experimentado la extraña sensación que este hombre no es normal”. (47)

Ernst Hanfstaengl, un conocido empresario de la clase alta norteamericana, retrató los modos torpes en la mesa de su celebre invitado, particularmente con el uso del cuchillo y tenedor durante las cenas para reunir fondos en su casa en Munich (48).

“Sólo comía grandes cantidades de huevos, que fueron preparados de 101 maneras diferentes por el mejor chef en Alemania, y una gran variedad de verduras frescas preparadas también de manera muy inusual. Además de consumir increíbles cantidades de pasteles y tortas.” (49)

Así Adolf Hitler, más allá del mito, nunca fue un esquizofrenico ni un psicópata, sino que bajo el serio análisis clínico a partir de testimonios reales de sus contemporáneos, cumplió todos los criterios de la psicopatía autista descrita por Hans Asperger (50). El fue la combinación de una persona quebrada y atormentada con autismo y una nación en crisis después del desastre de la Primera Guerra Mundial. Aunque esta nación era moderna, culta, y tecnológicamente avanzada, todo eso causó que Alemania se hundiera en lo Kershaw (51) describió como “una terrible forma de brutal rapacidad apenas imaginable que reventó en el núcleo de la sociedad alemana”.

Michael Fitzgerald Autism and Creativity
Is there a link between autism in men and exceptional ability?
Michael Fitzgerald

Págs 20, 21, 22.

Referencias:

28 I.Kershaw, Hitler 1889-1936: Hubris, London: Allen Lane, 1998, p. 46.
29 Ibid., p. 84.
30 Ibid., p. 93.
31 Ibid., p. 281.
32 Ibid., p. 343.
33 W.C.Langer, The Mind of Adolf Hitler, New York: Basic Books, 1972, p. 86.
34 Ibid., p. 353.
35 Kershaw, op. cit., p. 342.
36 Ibid., p. xii.
37 Ibid., p. xxviii.
38 Langer, op. cit., p. 71.
39 Kershaw, op. cit., p. 293.
40 Deutsche Arbeiter Partei—German Workers’ Party.
41 Anton Drexler, in Kershaw, op. cit., p. 107.
42 Langer, op. cit., p. 45.
43 Ibid., p. 83.
44 Ibid., p. 187.
45 Ibid., p. 188.
46 Langer, op. cit., p. 43.
47 Herman Rauschning, in Kershaw, op. cit., p. 99.
48 Ibid., p. 187.
49 Langer, op. cit., p. 93.
50 Asperger (1944), op. cit.
51 Kershaw, op. cit., p. xx.

Rudy Simone: Consejos para Jovenes Aspis (Aspigirl).

Si un hombre no te soporta cuando le hablas de física cuántica, manga, o dragones y mazmorras, entonces probablemente no es el chico para ti. Si él se avergüenza por tu honestidad y forma de ser, probablemente no es un buen partido. Si no celebra tus chistes, tus referencias, etc., entonces para que quieres seguir con él? Muchos tienen la tendencia a hacernos sentir defectuosas y quieren cambiarnos para ser “aceptables”. Y como somos buenas imitadoras, creemos que podemos imitar el tipo de chica que a estos chicos les podría gustar. Pero lo más importante es ser una misma. No dejes que ningún imbécil te bajoneé. Rebelate en tu propia singularidad. Siéntete orgullosa de tu inteligencia, y tu habilidad con las palabras. Celebra el poder friki! Puede ser que seas una geek, y la inteligencia también es sexy. Tal vez no eres torpe, sino simplemente careces de confianza. Cualquiera puede tener un estilista, pero no todo el mundo puede tener un cerebro. Su singularidad finalmente se traducirá en un estilo personal que es tu verdadero yo. Así es como se encuentra una pareja que realmente se conecta con usted. Puede ser que no seas la chica más popular de la escuela. Me eligieron la chica “más fea” en mi escuela secundaria (en una reunión informal en el baño de los chicos) y sé lo mucho que puede doler. Pero si usted es autentica y persigue sus propios intereses, es la manera de cómo usted se va a conectar con sus compañeros del alma, ya sea amigos, colegas o compañeros sentimentales.


En lugar de gastar un montón de tiempo y energía tratando de agradar a algún tipo con el que se sienten atraídas, es mejor salir con alguien que ya se siente atraído por ustedes. Eso ahorrará tiempo y dolores de cabeza. Lo creas o no, esto es algo que las personas solteras de todas las edades y condiciones neurológicas hacen. Recuerde también que si el tipo de persona que quieres, no parece fijarse en usted, es posible que desee preguntarse si usted está haciendo su parte sacando a relucir lo que la naturaleza le dio. Muchas de nosotras, incluido yo misma, pensamos que gastar mucho dinero y tiempo en nuestra apariencia es ilógico y estúpido, pero si pensamos en ello como el “uniforme” para lograr un trabajo (en este caso, la relación) entonces podríamos estar más dispuestas a usarlo. Cuando estoy escribiendo, y no hay nadie alrededor, puedo estar todo el día usando el mismo Chándal, sin maquillaje o cepillarme el pelo (lo sé, ick!) Pero quiero mantener mi actual pareja interesada. Así que voy a hacer un esfuerzo para mantener el paquete bonito. No es tan importante como lo que está en el interior, pero los hombres son criaturas muy visuales y pese a todo lo que proteste, no va a cambiar eso. Este consejo se aplica a todo lo que queremos en la vida. Nuestra apariencia debe coincidir con el género, trabajo, subcultura, etcétera, donde queremos que nos acepten y en donde queremos ser parte.

Muchas de nosotras hemos comenzado a desconfiar de los productos químicos que ponen en jabones, champús, lociones y tintes para el cabello, así como perfumes. Mucho antes de que supiéramos que eramos Aspies tuvimos una aversión a estas cosas y tuvimos reacciones que iban desde erupciones a dolores de cabeza. Como resultado de ello utilizamos muy pocos productos y somos muy selectivas y fieles cuando encontramos algo que nos gusta. Podemos llegar a ser un poco inmune a nuestro propio olor por lo que es probablemente una buena idea para hacer o comprar una alternativa natural en lugar de, por ejemplo, no ducharse o lavarse el pelo por completo. También hay desodorantes libres de metal y aromas naturales orgánicos. Una vez más gracias a Dios por Internet, ya que podemos ir en foros y averiguar lo que hacen los demás y escuchar acerca de las tiendas y los sitios que venden productos que podemos usar o bien podemos obtener consejos de otras Aspergirls.

Tenemos una necesidad de control y esto puede sobrecargar nuestras relaciones. Si nos gusta un chico podemos llamarlo, pedirle una cita, etc., y a menos que él también sea Aspi o muy moderno y liberal puede que no sea la mejor cosa que puedas hacer en el largo plazo. Esto puede asustarlo. Tú no eres una niña NT, pero todavía eres una mujer y la sociedad es aún más tradicional de lo que nos gustaría aceptar. Los hombres todavía “suponen” que son ellos los que deben llamar o pedir una cita a las chicas (no son mis reglas, yo desprecio los roles de género). Y en su caso, es posible que se molesten si llama obsesivamente una y otra vez.
Fuente:

Rudy Simone: Aspergirls: Empowering Females with Asperger Syndrome Págs 88-90.

Rudy Simone: El Amor en las Mujeres Asperger (Aspergirls)

Tenemos una maravillosa capacidad para pensar acerca de las cosas en profundidad, continuamente, durante largos períodos de tiempo. Nuestra pasión son nuestras aficiones. En el trabajo o en la escuela, se llama estar bien enfocadas. Pero en nuestra vida personal, se llama “obsesión”. Todo esto se encuentra en el mismo rango de interés restringido de los Aspie. Está bien que te obsesiones con objetos inanimados o información, pero estar obsesionado con la gente es peligroso, especialmente si no eres correspondida. Nosotras, nuestros médicos y padres, tenemos que tener encuentra que somos seres intrínsecamente obsesivos y esto podría ser un componente importante en nuestras relaciones.

Es cierto que algunas Aspergirls no están interesadas en lo absoluto ​en el romance. Pero al ser emocionalmente ingenuas, tenemos la tendencia a no tener una comprensión de los roles de genero, y esto puede causar rechazo en los demás, si nos inclinamos románticamente, es posible que una chica que persiga a los niños con una idea de ensueño del romance, no vaya a ser correspondida por ningún novio.

    Nunca he tenido éxito con los hombres con los que me he sentido atraída, ¡Nunca! Me terminan viendo como una acosadora. He aprendido que no debes llamar a un chico 12 veces por la noche para ver si está en casa y hablar con él todas las noches, y todavía no entiendo lo que es apropiado. (Elfinia)

Cuando tenía 12 años yo estaba muy obsesionada de uno de los chicos más populares y más atractivos del barrio. Él tenía 17 y yo me sentía muy atraída por él, no podía dejar de mirar fijamente su pelo y sus ojos. Un día, estaba sentado detrás de mí en un sofá y yo estaba sentada en el suelo delante de la televisión (todos estábamos viendo una película) y a cada rato me daba vuelta para mirarlo. Evitó la mirada y meramente sonrió. Estoy segura de que hicieron un montón de bromas después de que me fui. Recuerdo claramente no ser capaz de detenerme. También recuerdo que pensé que nadie se diera cuenta, pero por supuesto lo hicieron, ¿cómo no podrían? Yo estaba en frente de todos. Pero me faltaba la comprensión de lo que estaban pensando, si yo no me veía, ¿cómo podrían los demás verme? También creía que si lo amaba, él también debería amarme. Después de que lo perseguía obsesivamente durante meses, finalmente me reprendió con voz airada, casi asustado, “Tú no eres una niña, no sé lo que eres.” Esa fue la primera vez que me di cuenta de que algo acerca de mí podría asustar a la gente, pero yo todavía no podía comprender lo que había hecho mal.

De niñas creemos que hay que ser insistentes para lograr lo que queremos, pero como Aspergirls no no nos tomamos las cosas a la ligera. Además de no entender los roles y expectativas de género, somos criaturas lógicas, directas. Podemos pensar cosas como “Quiero salir con él; Por lo tanto, debería preguntarle”, y nos exponemos al ridículo y al rechazo. Todo el proceso de actualización y qué hacer y cómo hacerlo está más allá de la comprensión para la mayoría de nosotras. Tratamos y fallamos al comportarnos de una manera inapropiada en las citas. Podemos ser rechazado con frecuencia a causa de nuestra conducta inadecuada, tanto en la escuela secundaria y en la edad adulta. Podemos llegar a desarrollar un enorme miedo al rechazo y evitar todo lo que tenga que ver con el romance, y como resultado una historia de amor con la soledad para toda la vida puede comenzar aquí.

    Yo no quiero tener un novio ni tener nada que ver con nada romántico.(Megan)

    Sobre todo, tengo miedo de los hombres, así que cuando uno pone atención en mí, mi radar se activa. En general, tiendo a ser más relajada cuando me doy cuenta que él no es alguien que tengo que tomar en serio. Entonces me puedo relajar y tratar con él. (Anémona)

Además de no saber qué hacer al salir con una nueva persona, nos preocupamos por su reacción a las señales más evidentes del Asperger, como el mutismo y los colapsos. Incluso los rasgos más sutiles como la brusquedad o los monólogos, podrían causar rechazo en nuestra cita.

    En la escuela secundaria tuve un montón de amigos, pero no muchas citas. Mis ataques de pánico en público me hizo evitarlas. (Dame Kev)

    Para formar cualquier tipo de relación estrecha tengo que confiar en que la otra persona no se sienta ofendida por mis peculiaridades, por ejemplo, si tengo que salir de una fiesta antes de que yo tenga una crisis de pánico en público. (Stella)

El aislamiento social, el miedo, la timidez y la confusión sobre nuestros propios cuerpos, el  mutismo selectivo, las torpeza, los tics, la falta de habilidades de conversación recíprocas, limita nuestra elección de pareja. La sociedad premia la confianza y la apariencia y simplemente no nos vemos muy seguras. También podemos descuidar nuestra apariencia. No nos fijamos que nuestro pelo este rizado o a la moda. Sabemos que hay metales pesados y químicos peligrosos en desodorantes y productos químicos en la piel y productos para el cabello que no son buenos para nosotras, pero no nos damos cuenta que debido a que no los usamos, podemos parecer aburridas e incluso poco atractivas. Esto no nos hace muy atractivas para los demás. Tenemos que encontrar nuestros propios productos y un estilo fácil y natural para mantener que nos acomode lo mejor posible.

Afortunadamente, todo lo que necesitamos es una persona que nos apoye. Tal vez otro Aspi o al menos alguien un poco excéntrico. Alguien que entienda que somos diferentes y nos aprecie como somos en verdad. Alguien en quien podamos confiar y no use nuestra confianza en contra de nosotras.

    Fuimos a la escuela de arte juntos, así es como llegamos a conocernos. No empezamos a salir de inmediato. Él me invitó a salir, pero yo estaba tan sorprendida que yo dije que no al principio. (Riley)

    He conocido a mi pareja desde que teníamos cuatro años de edad ya que fuimos a la misma escuela primaria. Él sabe más acerca de SA que yo y él es muy consciente de cómo manejar mis colapsos o trastornos en la vida. (Sarah)

Cuando nos relacionamos con otras personas es cuando estamos más fuera de nuestro elemento, por lo que es posible que no nos demos cuenta cuando alguien nos trata mal o podemos pensar que se trata de lo normal. Cuando somos jóvenes podemos conformarnos con cualquiera, sólo para tener a alguien al lado y sentir que alguien nos quiere. Debido a que no siempre se puede obtener el tipo de persona que queremos, a menudo dejamos nuestras primeras parejas nos elijan; y pensamos que no podemos ser muy exigentes.

    Los hombres parecen que me elijen a mí y me siento muy halagada por darse cuenta que existo. Siento que podría amar a cualquiera, sólo tienen que ser amables conmigo. (Zarza)

Para muchas de nosotras es más fácil tener parejas que tener amigos. Como Aspergirls, necesitamos un poco de control sobre nuestro entorno, y un novio puede servirnos de apoyo y barrera con respecto a nuestros problemas sensoriales y sociales. Pero seguimos siendo un blanco fácil para los abusadores y aprovechadores, al darles la sensación que podríamos ser fácil de moldear o manipular.

    Cuando era más joven me resigne a una relación de control y abuso sexual, porque no sabía cómo vivir por mí misma. No entendía que lo que me hacían estaba completamente mal, porque me faltaba el conocimiento aparentemente evidente que tienen otras personas de lo que es o no aceptable. (Oliva)

Las consecuencias potencialmente graves de esto están en marcado contraste con nuestra inteligencia:

  •     Quedar embarazadas demasiado jóvenes.
  •     Contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS).
  •     Cuidar niños en vez de continuar nuestros estudios o carreras profesionales.
  •     Conformarnos con estar emocional y sexualmente insatisfechas.

La mayor parte del tiempo no sabemos que estamos insatisfechas porque no tenemos nada con que compararlo. Las personas que nos rodean suelen mover la cabeza por la desesperación, preguntándose cómo esas mujeres tan inteligentes pueden tomar tan malas decisiones cuando se trata de sus relaciones afectivas. Los  intereses comunes, si bien son un buen criterio para hacer amigos, no es suficiente como base para una buena relación. Por ejemplo el hecho que al tipo le guste el mismo tipo de música, no quiere decir que va a ser bueno para ti.

Debido a la ingenuidad emocional, y la pasión por los libros y las películas, muchas de nosotras tenemos una visión de romance muy Walt Disney, y hemos tenido nuestras cabezas llenas de historias que podrían no pintar el cuadro más realista de lo que son en realidad las relaciones. Es bueno ser idealista, pero sin discriminación, con frecuencia terminamos heridas.

    Al principio de la relación le doy al chico el beneficio de la duda, tratándolo como si pudiera ser “el escogido”. Luego viene la decepción y la depresión. Mi terapeuta y mis amigos me dicen que debo conocer al chico mejor antes de salir con él, ponerlo a prueba, así que ahora trato de hacer esto más antes de salir con él. (Ann Marie)

Algunas Aspergirls saben que son vulnerables, pero no pueden encontrar la manera de lidiar con eso, por lo que evitar el sexo y las relaciones por completo.

    No he tenido jamás una relación sexual real. Yo soy bonita y un tanto crédula y he tenido demasiados chicos tratando de obligarme a hacer cosas. Como resultado de ello soy muy cuidadosa de involucrarme físicamente. (Andi)

Cuando somos jóvenes nuestros fuertes problemas sensoriales nos hacen a ser atraídas por cosas como el pelo y los ojos. Cuando somos mayores empezamos a buscar personalidades inusuales, como otros Aspies. Y cuando somos más adultas y sabias, tratamos de encontrar a alguien que abarque y satisfaga todas nuestras necesidades. Pero los sentidos siempre jugarán un papel importante para nosotras, el olor de un hombre determinado puede ser absolutamente crucial para nuestra atracción.

    Para sentirme atraída físicamente tienen que ser… ¿cómo puedo describirlo … “oler” de la manera correcta. Con sólo una aspiración en el cuello de la persona adecuada y estoy perdida, más si estamos en el mismo nivel intelectual. Sin embargo, estos componentes rara vez se encuentran en el mismo hombre, por lo que he tenido sólo dos hombres en mi vida. (SIV)

La actividad sexual se ve afectada fuertemente si no es determinada por cuestiones sensoriales -a causa de ello, algunas Aspergirls les encanta el sexo y es una experiencia muy intensa de placer. Pero la mayoría de las Aspergirls a las que entrevisté no le gustaba el sexo debido a estas mismas cuestiones sensoriales, o bien les resultaba demasiado doloroso o simplemente molesto. Como resultado, muchas eran célibes por elección, mientras que otras tuvieron relaciones sexuales, principalmente porque su esposo o pareja querían.

    Me gusta mucho el sexo, más que mis amigas. Creo que mis sentidos intensificados hacen que sea más agradable. (Ann Marie)

    El Sexo duele demasiado; ninguna pareja durante mucho tiempo. (Anémona)

    Estoy feliz si mi marido es feliz. Hay demasiado estrés para mí para relajarme, incluso después de 30 años con la misma pareja. (Pokegran)

    No he tenido sexo en siete años. Siempre he tenido esta cosa de empuje/tirón. Puedo querer un chico, pero tengo miedo que en realidad me toque. (Elfinia)

Debido a la falta de interés en la búsqueda y el mantenimiento de relaciones sexuales alguna renunciará a pesar de que pueden disfrutar de ella.

    Nunca he tenido relaciones sexuales, y nunca las he planeado. He tenido sólo una cita en toda mi vida. También tuve una breve relación en línea con otro Aspie. Siempre me encuentro descuidando mis relaciones, y sólo conduce a hacerle daño a otras personas. (Shannon)

Tener una relación significar arriesgar una ruptura, nunca es fácil, pero puede ser especialmente difícil para las Aspergirls. Hemos dejarnos ser vulnerable, hemos dejado a alguien, y hemos permitido que una nueva rutina eche raíces. Tenemos estas ideas ingenuas de amor de “para siempre” que en realidad logran durar sólo un tiempo.

    Sufrí mucha angustia y me lo llore todo, al tener una ruptura después de una larga relación… fue una gran crisis al tener que re-organizar mi rutina sin un novio. (Dame Kev)

Otros autores han señalado que los hombres con asperger salen o se casan con mujeres mayores, pero en nuestro caso, he notado lo contrario, hay una tendencia de salir o casarnos con hombres más jóvenes. En muchos casos, esto no funciona, porque si bien actuamos, sentimos, y muchas veces parecemos más joven que nuestra edad cronológica, y es lógico nos llevaríamos bien con hombres más jóvenes. Sin embargo, es posible que sólo logremos una decepción. Por ejemplo, si usted tiene 34 y está saliendo con un joven de 22, es posible que se lleven muy bien, pero puede ser que él no esté listo para el tipo de compromiso que usted está esperando. Si bien es difícil encontrar una pareja ideal, más si aún no hemos sido diagnosticadas. Creo antes de eso había saboteado todas mis relaciones. En honor a la verdad, a lo largo de mi vida yo no era lo que se dice fácil de llevar. Siempre estaba de mal humor, temperamental, y propensa a colapsos de rabia terribles, sin mencionar la depresión y mi repulsión a los hombres. Yo era hipersensible, constantemente estaba sobrecargada, carecía de empatía, era tajante, absorta en mí misma, y rígida en mi pensamiento y conducta. En mi defensa, diré también que yo era apasionada, leal, honesta, e idealista. Pero era ingenua. Tenía fuertes ansias románticas y físicas pero sin la capacidad para tomar buenas decisiones acerca de los hombres.

La mayoría de nosotras no hemos tenido una mejor amiga desde la escuela secundaria. Eso pone mucho peso en un novio para ser un mejor amigo y amante. Si tenemos dificultades para mantener  un empleo y estamos a menudo en crisis financiera, también será nuestro proveedor, y no llegaremos muy lejos en este mundo moderno. Si no queremos una vida social, podemos estar contentas de estar en casa todas las noches viendo Hamlet u Orgullo y Prejuicio por billonésima vez, pero esto no puede ser. Ya sea que el sea NT o Aspi, él tendrá su propia agenda. Es preciso decir que tienes que encontrar a alguien que te acepte por lo que eres, pero si usted no sabe quién es usted, entonces como lo sabrán ellos, posiblemente no. Debemos ser conscientes de nuestras deficiencias para hacer y atraer a una buena pareja. Eso es lo que trate de decir en 22 Cosas que Una Mujer Debe Saber si Ella Ama a un hombre con el Síndrome de Asperger (Simone 2009) y se aplica igualmente para nosotras, las mujeres dentro del espectro.

La información de nuestra situación es siempre una opción y una disyuntiva. Con ella, corremos el riesgo de perder a alguien antes de que tengan la oportunidad de conocernos. Pero con esta información, les damos un marco de referencia para nuestra comprensión. Podemos provocar en nuestras nuevas parejas confusión y preocupación; herir los sentimientos, o una relación dañada o abortada. Por esta razón, muchas mujeres me dicen que sólo salen con alguien dentro del espectro; o por lo menos, alguien que sea muy tolerante y un poco excéntrico.

Hay ventajas de tener una pareja dentro del espectro, pero una cosa buena acerca de una pareja neurotípica es que puede hacer muchas de las cosas que usted tal vez no puede – como recordar largas cadenas de instrucciones verbales, charlar abiertamente con otras personas en eventos sociales, sonreír oportunamente y ayudarla en situaciones que para usted son difíciles de manejar. Por supuesto, esto funcionará si él está tratando de complementar sus carencias dado el conocimiento de su condición, por lo que será sin duda una relación simbiótica.

Pero él tiene que ser alguien que tenga un buen sentido del humor, sea inteligente, y muy comprensivo de todos los temas con los que tenga que lidiar.

Fuente:

Rudy Simone: Aspergirls: Empowering Females with Asperger Syndrome Pág 81-88.

Tony Attwood: Negación y arrogancia en el Síndrome de Asperger (Las Interminables Discusiones)

Una alternativa a la internalización de los pensamientos y sentimientos negativos es externalizar la causa y la solución por sentirse diferente. El niño puede desarrollar una forma de exceso de compensación por sentirse defectuoso en situaciones sociales al negar que hay algún problema y así desarrolla un sentido de arrogancia de tal manera que la “culpa” o el problema es de otras personas y que el niño esta “por encima de las reglas” que él o ella encuentra tan difícil de entender. El niño o el adulto entra en lo que yo describo como “modo de Dios”, una persona omnipotente que nunca comete un error, no puede estar jamás equivocada y cuya inteligencia debe ser adorada. Estos niños pueden negar que tienen alguna dificultad para hacer amigos o leer las situaciones sociales o los pensamientos y las intenciones de alguien. Consideran que no es necesario ningún programa o recibir un trato diferente de los demás niños. Ellos rechazan con vehemencia ser referidos a un psicólogo o psiquiatra, al no estar locos ni ser estúpidos.

Sin embargo, el niño lo sabe, pero no lo va a reconocer públicamente, que tiene una competencia social limitada, y está desesperado por ocultar sus dificultades, a fin de no parecer estúpido. La falta de habilidades en el juego social con sus compañeros y en las interacciones con los adultos puede resultar en conductas para lograr el dominio y el control en un contexto social, que incluyen el uso de la intimidación, y una actitud arrogante e inflexible. Otros niños y padres tienden a capitular para evitar otra confrontación. El niño puede llegar a ser ” intoxicado ” por tal poder y dominio, y puede conducir a problemas de conducta.
Cuando estos niños están confundidos en cuanto a las intenciones de los demás o lo que deben hacer en una situación social, o que han cometido un error conspicuo, la emoción “negativa” resultante puede conducir a la percepción errónea de que las acciones de la otra persona fueron deliberadamente malintencionadas. La respuesta es infligir igual molestias, a veces con represalias físicas:
“Se lastimaron mis sentimientos, así que les voy a hacer daño!!!”
Estos niños y algunos adultos pueden rumiar durante muchos años sobre los desaires e injusticias del pasado y buscar una venganza (Tantam 2000a) .
El mecanismo de compensación de la arrogancia también puede afectar a otros aspectos de la interacción social. El niño puede tener dificultad para admitir estar equivocado y ser conocidos por discutir SIEMPRE.
Hans Asperger da cuenta:
Hay un gran peligro de involucrarse en interminables discusiones con estos niños, ya sea con el fin de probar que otros se equivocan o obligar a otros a aceptar su punto de vista. Esto es especialmente cierto para los padres, que con frecuencia se encuentran atrapados eternamente en una larga e interminable discusión. (Asperger [1944] 1991 , p.48)
No hay una recuperación muy precisa de lo que se dijo o hizo para probar un punto, y sin concesión, o la aceptación de un compromiso o una perspectiva diferente. Los padres pueden considerar que esta característica podría dar lugar a una exitosa carrera como abogado defensor en una corte. Ciertamente, el niño ha tenido una gran cantidad de práctica argumentando su punto. Por desgracia, la actitud arrogante puede alejar al niño de las amistades naturales, y la negación y la resistencia a la aceptación de programas para mejorar socialmente puede aumentar la brecha entre las habilidades sociales del niño y sus compañeros. Podemos comprender por qué el niño desarrolla estos mecanismos compensatorios y ajustar estrategias de desarrollo. Por desgracia, las consecuencias a largo plazo de estos mecanismos de compensación pueden tener un efecto significativo sobre las amistades y las perspectivas de las relaciones y posibilidades de empleo en la edad adulta.
The Complete Guide to Asperger’s Syndrome
Tony Attwood ISBN 978 1 85302 577 8
Pág 24-25

Tony Attwood: La honestidad brutal en el Síndrome de Asperger.

Me he dado cuenta que los niños pequeños con Síndrome de Asperger a menudo son demasiado honestos. Cuando algún padre pregunta si han cometido un acto que ellos saben que no está permitido, es probable que admitan fácilmente que lo hicieron. A diferencia de otros niños sólo mienten en algunas ocasiones cuando el adulto no sabe quien lo hizo y para evitar las consecuencias.

Otra característica asociada con el Síndrome de Asperger es no entender el sentido de “las mentiras blancas”, haciendo comentarios, si bien correctos, pero que ofenden a los demás. Por ejemplo, el niño con Síndrome de Asperger puede notar que una mujer en la fila en la caja del supermercado es obesa, y declara, en su habitual tono de voz y volumen que… la señora es GORDA y necesita ponerse a dieta. Según la percepción del niño ella debería estar agradecida por su observación y su asesoría; pero la probabilidad que su madre será avergonzada y la mujer ofendida por ese comentario grosero no es parte del proceso de pensamiento del niño. Otros niños normalmente guardan silencio, basados en la comprensión en los sentimientos de la otra persona. Los niños y adultos con Síndrome de Asperger parecen tener una mayor lealtad a la honestidad y la verdad que a los sentimientos u opiniones de los demás.

Otro ejemplo puede ocurrir en la escuela. Por ejemplo, mientras el profesor está distraído, un niño puede cometer un acto de desobediencia. Cuando el profesor se da cuenta, pedirá que confiesen. Los otros niños que saben de quién se trata, pero no lo van a decir, ya que su lealtad es para con el grupo, como los australianos dirían, “jamás delates a tus compañeros”. Sin embargo, para el niño con Síndrome de Asperger, la lealtad es con la verdad y no con el grupo social. El profesor hizo una pregunta y él proporcionará rápidamente la respuesta, pero entonces se verá confundido por la molestia de los otros niños, en solidaridad complice con el culpable. En lo que se refiere al niño, ha dado la respuesta lógica, correcta a la pregunta del profesor.
La capacidad de comprender el valor de un engaño es tardío en el desarrollo y generalmente en la adolescencia. Esto puede causar confusión a los padres y maestros, y sólo lo hacen torpemente para encubrir sus propios errores. Sin embargo, ese tipo de engaño puede ser muy inmaduro e identificado muy fácilmente por un adulto.
Cuando la mentira se está convirtiendo en un problema para los amigos de la persona con Síndrome de Asperger y su familia, se buscarán explicaciones. En primer lugar, debido a sus pobres capacidades de empatía o entender los sentimientos de los demás, la persona con Síndrome de Asperger puede que no se de cuenta que la otra persona sea más ofendida por la mentira que por cualquier delito menor aparente. En segundo lugar, él o ella puede considerar que una mentira puede ser una forma de evitar las consecuencias, o una solución rápida a un problema social. Lo que la persona podría no reconocer es que la mentira puede ser también una forma de mantener la autoestima si él o ella tiene una imagen de sí mismo arrogante, por lo que el cometer errores es impensable.
Los adultos con Síndrome de Asperger pueden ser reconocidos por ser honestos, por tener un fuerte sentido de la justicia social y el respetar las reglas. Creen firmemente en los principios morales y éticos. Estas son cualidades admirables en la vida, pero pueden causar problemas considerables cuando el empleador o la sociedad de esta persona no comparte los mismos ideales. Sospecho que muchos de los que denuncian los vicios y malas prácticas de las Corporaciones tienen el Síndrome de Asperger. Ciertamente, he conocido a varios que han aplicado rigurosamente el código de conducta de un departamento gubernamental, organización o empresa, e informaron sobre los vicios y la corrupción dentro de estos. Posteriormente, ellos se han decepcionado que la organización, los gerentes, lideres y colegas no los hayan apoyado y esto puede llevar a la desilusión y depresión.
The Complete Guide to Asperger’s Syndrome
Tony Attwood
(págs 157-159)